‘Ausencia’ – Son Heavy Son

Son Heavy Son interpreta una versión rockera del clásico bolero ‘Ausencia’, cuyos arreglos originales son del Maestro Willie Colón y la inolvidable, poderosa y majestuosa voz del admirado Héctor Lavoe, el Cantante de los cantantes. 2015, Ciudad de Panamá, Panamá.

Adam & Eve, a new twist to an old story…

B”H

Here is a proposal for a partial transcription
of a very interesting audio conference by Rabbi Manis Friedman, entitled:

A New Twist To An Old Story

Please listen to the audio in the original Chabad page:
http://www.chabad.org/multimedia/media_cdo/aid/470789/jewish/Old-Story-New-Twist.htm

Transcription begins at minute 15:49:

So here is how Chassidus completes the picture
and gives us the story behind the story:

Before they ate from the Tree of Knowledge, they were completely holy, totally innocent, completely G-dly, the world was pure, innocent, and evil existed because G-d created night and day, so G-d created darkness and evil, but the evil was in the snake. So the snake was the personification of evil, and Adam & Eve were the personification of G-dliness; and that’s the way it would have remained.

That there would be evil in the world and there would be goodness in the world, but they would be separate realities, separate entities, and the human being in their righteousness would avoid the snake, reject the snake, kill the snake. So there would be this battle between good and evil, but the good guys would be the good guys, and the bad guys would be the bad guys.

So G-d says to Adam & Eve –this is the story now– you are the good guys, the snake is evil, you are not going to listen to the snake. That part was clear, that part was easy. But then G-d said: there is also a tree, whose fruits you can not eat. How they understand this? The tree is not the snake, it’s not evil, but you can’t eat it; why not? So G-d says: because the tree is a tree of knowledge of good and evil, it’s a mixture, it’s not quite evil and it’s not quite good, it’s a mixture of good and evil. And the day that you eat from that tree, you will die.

Which, by the way, Adam & Eve heard that as a hint to eat from the tree and die; otherwise, why would G-d have to say that? Why would G-d have to tell to perfectly innocent G-dly beings that if you violate my commandment you will die? They were not about to violate any commandments.

When you raise your children, when you tell them right from wrong, you don’t do that. You don’t say: I don’t ever want to see you do this, and if you do, I’ll punish you. Why would you want to put negative thoughts in their mind? What do you mean, if they do? They won’t! They can’t! They mustn’t!

So as soon as you say: and the day you do this you will die; it’s almost like saying: and there will come a day when you will do it. They understood subtleties, and they got the message that there is a possibility that they should do it, and die.

So they understood it this way: there are two possibilities in this world, one is that the holy remains holy, the evil remains evil. And by avoiding the evil the holy gained credit and virtue in that they rejected the evil. But basically, the people would be צדיקים (tzadikim), saints, always, and when you are a צדיק (tzadik) you live forever because death comes from unholiness. In holiness there is no interruption, there’s no death. So they would be צדיקים (tzadikim), they would be perfectly righteous, and they would live forever in a G-dly state, in a G-dly universe called The Garden of Eden.

Where exactly is this Garden of Eden? The whole world was a Garden of Eden. Once they ate from the Tree of Knowledge, the whole world became what it is now. So when it says they were thrown from the Garden of Eden it doesn’t mean any one particular place, they were thrown out of a universe, out of an Earth that was completely G-dly and holy into a world that was a mess.

That was one of the options that Adam & Chava heard, they could remain perfectly righteous, don’t touch that tree, leave the evil and the snake, avoid the snake, and you are a צדיק (tzadik)! And you will live forever, and everything will always be holy, and it will be just wonderful.
The other option they heard was: you eat from the tree, you come in contact with evil, at least with a mixture of good and evil, you die, you’re not immortal anymore, and you don’t live in a perfectly holy condition called The Garden of Eden.

Those were the options.
What point is there to sinning and dying and not living in the Garden of Eden? That you do תשובה (teshuva). So you eat from the tree and it diminishes you, but then you do תשובה (teshuva) and you bounce back. So, in simple words, Adam & Chava had a choice: either to be a צדיק (tzadik) or to be a בעל תשובה‎‎ (ba’al teshuvah).

Those were the options.
And those are still the options. Only with Adam & Chava it wasn’t a personal thing, they didn’t exist for themselves, they existed as the prototypes of human beings. So whatever decision they made, or were going to make, was a decision for the human race, not for themselves. So, to them the question was: do they want their children and grandchildren forevermore to be צדיקים (tzadikim), or do they want to have children who will be בעל תשובה‎‎ (ba’al teshuvah)? That was the challenge handed to them.

So they went through the following reasoning, they thought to themselves like this: this is G-d’s world, which He created just today, and in this world where there’s no corruption, because nobody lived yet to corrupt the world, in this perfect creation that G-d had just recently said it is very good, into this Garden of Eden G-d places a tree from which you may not eat. Why? What is unholiness doing in the Garden of Eden?

Having been told that they are responsible for this Garden of Eden this question became more than just a philosophical or theological question, it became a very personal question. G-d said: you are responsible for this garden. Well, the first glaring need that this garden had was to get rid of this unholy tree, because the rest of the garden was wonderful. There was just this one tree that just didn’t belong. It’s a tree you can’t eat from. Why? Because it’s not G-dly, it’s not good. Then what’s it doing in G-d’s garden and what were they supposed to do about it?

Adam basically said: don’t touch it, leave it alone. Leave it alone! This is G-d’s garden, and if he put a tree in it that isn’t כָּשֵׁר (kosher), He’ll fix it. Leave it alone! Because if we try to fix it we’ll diminish ourselves. He knew exactly what it would cost to eat from the tree. They wouldn’t be immortal, they would have to work hard, they would become slaves of this world rather than its masters, and so on. He said: don’t do it, leave it alone!

Chava said: but what’s it gonna be? Can’t just have one unholy tree in G-d’s garden, we need to do something about it. And if it hurts… well, sometimes in carrying out your responsibilities you pay a price. To clean up a messy situation you’ve got to get yourself dirty, or get at least your hands dirty. So let’s get our hands dirty, but let’s clean this up.

That was their debate: let evil take care of itself, or let G-d take care of the evil, and Chava was saying: we’ve got to clean this up, and whatever price, whatever cost, we’ve got to do it, we can not allow unholiness to grow in G-d’s garden.

Part of the instruction that G-d had given them was that this prohibition against eating from the Tree of Knowledge would only last until שַׁבָּת (Shabbos). On שַׁבָּת (Shabbos) they would be allowed to eat from the tree. Which only makes the story more difficult to understand, they could have waited a couple of hours, and then eaten from the tree legally, because all of this happened on Friday afternoon, a few hours before שַׁבָּת (Shabbos).

In fact, one commentary says that Adam was so פֿרום (frum, Yiddish adjective meaning “devout” or “pious”), he was so religious that he had to eat from the tree because there is a מנהג (minhag), there is a custom that before שַׁבָּת (Shabbos) you are supposed to taste from the foods that you are going to eat on שַׁבָּת (Shabbos). Hey, a tradition! So he was following the tradition and he tasted the tree because he was going to eat it on שַׁבָּת (Shabbos).

So it only makes the story harder to understand, but here’s what their reasoning was: why is it that the tree is not כָּשֵׁר (kosher), you are not allowed to eat from it, if you do you’ll change the entire nature of human beings forevermore, but on שַׁבָּת (Shabbos) yeah, you can eat it… in a couple of hours… now, if you eat it you’ll die, but in a couple of hours, yeah, you can eat it.

Once שַׁבָּת (Shabbos) would come, the holiness of שַׁבָּת (Shabbos) would envelope even this tree, and even this tree would become a little holier as a result of שַׁבָּת (Shabbos), the influence of שַׁבָּת (Shabbos). So Adam said: we don’t have to eat it and die, let’s wait until שַׁבָּת (Shabbos), then we’ll eat it because it will be holier, it will be כָּשֵׁר (kosher) then, and once we eat from that tree it won’t be evil anymore, it will be part of us. So we will have elevated that tree to a level of G-dliness, and we will have fixed the whole problem.

Chava said: no, we can’t wait! Why? Because if we eat from the tree when it’s שַׁבָּת (Shabbos) then we really haven’t fixed the tree. שַׁבָּת (Shabbos) came along and added its holiness to the tree, but the unholiness of the tree we never dealt with. So we never really cleaned up that unholiness, we simply coated it with the holiness of שַׁבָּת (Shabbos); so you’re just painting over the problem or you’re sweeping it under the rug, you’re not really fixing it.

When the Jews came out of Egypt it was a whitewash, Egypt hadn’t changed, the world hadn’t gotten better. We escaped from Egypt, but that didn’t fix Egypt, and that’s why for the rest of history Egypt has always been a problem, not our best friends, ever.

When מָשִׁיחַ (Moshiach) comes we won’t leave unholiness and go to a place of holiness, because then we’ll only slip back again. With the coming of מָשִׁיחַ (Moshiach) it’s not that we’ll abandon the unholy in favor of the holy, when מָשִׁיחַ (Moshiach) comes there won’t be any unholy, it will all have gotten fixed because we got our hands dirty. We went to all the countries, lived in all those countries, did our מִצְווֹת (mitzvos) in all those countries, until even those countries have become Holy Lands.

So, if we go to Israel with מָשִׁיחַ (Moshiach) it’s not to escape the unholiness, because there won’t be any unholiness.

That’s the difference between what Adam was suggesting and what Chava was arguing. Adam was saying: let שַׁבָּת (Shabbos) coat the tree with its holiness and then it will be כָּשֵׁר (kosher) enough to eat… and Chava was saying: yeah, but it will always keep hunting us, it will keep coming back because inherently, internally, you haven’t changed the tree, you’ve just colored it nice.

So if you don’t deal with the unholiness of the tree but you bring holiness to it from Heaven, that’s not fixing, that’s a shortcut. We have to eat from it! We have to deal with it! We have to get our hands dirty and pay the price. Only then it will be fixed for keeps, for real.
And so she ate from it, and convinced him to do the same. And again, this was for the benefit of their children, not so much for their own benefit. So basically what they had decided to do by eating from the tree, they have decided that they prefer to have children who will be בעל תשובה‎‎ (ba’al teshuvah), and not צדיקים (tzadikim). Because the צדיק (tzadik) avoids evil but he doesn’t fix it.

__________________________________
(this present proposal for transcription ends herein at minute 34, please do listen to the complete audio here: http://www.chabad.org/multimedia/media_cdo/aid/470789/jewish/Old-Story-New-Twist.htm )

COSTA RICA LINKS

COSTA RICAN GOVERNMENT INSTITUTIONS:

 

 

EDUCATION AND RESEARCH

 

TOURISM

 

TRADE AND INVESTMENT

 

FINANCIAL INSTITUTIONS

 

PRIVATE CLINICS AND HOSPITALS

What is lashon hara? (bad tongue לשון הרע)

    • Lashon hara literally means “bad talk.” This means that it is forbidden to speak negatively about someone else, even if it is true.





    • It is also forbidden to repeat anything about another, even if it is not a negative thing. This is called rechilut.





    • It is also forbidden to listen to lashon hara. One should either reprimand the speaker, or, if that is not possible, one should extricate oneself from that situation.





    • Even if one has already heard the lashon hara, it is forbidden to believe it. On the contrary, one should always judge one’s fellow favorably.





    • If one has already heard the lashon hara, he is forbidden to believe it. Nevertheless, one may suspect that the lashon hara is true, and take the necessary precautions to protect oneself.





    • It is forbidden to even make a motion that is derogatory towards someone.





    • One may not even retell a negative event without using names, if the listeners might be able to figure out who is being spoken of.





    • In certain circumstances, such as to protect someone from harm, it is permissible or even obligatory to share negative information. As there are many details to this law, one should consult a competent rabbi to learn what may be shared in any particular situation.










 

Learn more in Chabad.orghttp://www.chabad.org/library/article_cdo/aid/922039/jewish/Laws-of-Lashon-Hara.htm

Leviticus – Chapter 19 – Verse 16:

http://www.chabad.org/library/bible_cdo/aid/9920#showrashi=true&v=16

לֹא תֵלֵךְ רָכִיל בְּעַמֶּיךָ לֹא תַעֲמֹד עַל דַּם רֵעֶךָ אֲנִי יְהוָֹה

You shall not go around as a gossipmonger amidst your people. You shall not stand by [the shedding of] your fellow’s blood. I am the Lord.

Rashi commentary:

לא תלך רכיל: אני אומר על שם שכל משלחי מדנים ומספרי לשון הרע הולכים בבתי רעיהם לרגל מה יראו רע או מה ישמעו רע לספר בשוק, נקראים הולכי רכיל, הולכי רגילה אשפיימנ”ט בלע”ז [ריגול]. וראיה לדברי, שלא מצינו רכילות שאין כתוב בלשון הליכה לא תלך רכיל, הולכי רכיל נחשת וברזל (ירמיה ו כח), ושאר לשון הרע אין כתוב בו הליכה מלשני בסתר רעהו (תהלים קא ה), לשון רמיה (שם קכ ב), לשון מדברת גדולות (שם יב ד), לכך אני אומר שלשון רכיל לשון הולך ומרגל, שהכ”ף נחלפת בגימ”ל, שכל האותיות שמוצאיהם ממקום אחד מתחלפות זו בזו, בי”ת בפ”א ובוי”ו, גימ”ל בכ”ף וקו”ף, נו”ן בלמ”ד, ורי”ש וזי”ן בצד”י וכן (ש”ב יט כח) וירגל בעבדך, רגל ותרמה לומר עלי רעה, וכן (תהלים טו ג) לא רגל על לשונו, וכן רוכל הסוחר ומרגל אחר כל סחורה, וכל המוכר בשמים להתקשט בהם הנשים, על שם שמחזר תמיד בעיירות נקרא רוכל, לשון רוגל. ותרגומו לא תיכול קורצין, כמו (דניאל ג ח) ואכלו קרציהון די יהודיא, אכל ביה קורצא בי מלכא (ברכות נח א). נראה בעיני שהיה משפטם לאכול בבית המקבל דבריהם שום הלעטה, והוא גמר חזוק, שדבריו מקויימים ויעמידם על האמת, ואותה הלעטה נקראת אכילת קורצין, לשון קורץ בעיניו (משלי ו יג), שכן דרך כל הולכי רכיל לקרוץ בעיניהם ולרמוז דברי רכילותן, שלא יבינו שאר השומעים

You shall not go around as a gossipmonger: Heb. לֹא תֵלֵךְ רָכִיל. I say that, since all those who instigate quarrels and speak evil talk go (הוֹלְכִים) into their friends’ houses in order to spy out (לְרַגֵּל) what evil they can see there, or what evil they can hear, to tell in the market-place, they are called הוֹלְכֵי רָכִיל, [which is the same as] הוֹלְכֵי רְגִילָה, – “those who go about spying” ; espiement in Old French, spying. A proof for my words is that we do not find [anywhere in Scripture] where the term רְכִילוּת is used without expressing it in terms of הֲלִיכָה, “going”; [for instance here,] לֹא תֵלֵךְ רָכִיל, “You shall not go around as a gossipmonger,” and, “going tale bearing (הוֹלְכֵי רָכִיל) (Jer. 6:28); [like] copper and iron.” With any other expression for evil talk, however, Scripture does not mention the term הֲלִיכָה, “going”; [for instance,], “He who slanders his fellow in secret” (Ps. 101: 5), and, “you deceitful tongue” (Ps. 120:3), and, “the tongue that speaks great things” (Ps. 12:4). Therefore, I say that the expression רָכִיל is an expression of “going around and spying מְרַגֵּל,” whereby [the letter] כ [of the word רָכִיל] is interchanged with [the letter] ג [so that the word רָכִיל is equivalent to רָגִיל]. For all letters which stem from the same source are interchangeable with one another [i.e., letters by the same speech organs, namely, the lips, tongue, teeth, palate, or throat]. [For example], [the letter] ב [is interchangeable] with פ or ו [as they are all labials; the letter] ג [is interchangeable] with כ as is [the letter] ק [since they are all palatals; the letter] נ [is interchangeable] with ל [because they are both linguals, and [the letters] ר and ז [are interchangeable] with צ [as they are all dentals]. Similarly, [the following verses illustrate how רָגַל is employed in connection with slander, just as is רָכִיל in our verse:], “And he slandered (וַיְרַגֵּל) your servant” (II Sam. 19:28), [lit.,] he spied deceitfully to say evil about me, and [likewise], “He did not slander (רָגַל) with his tongue” (Ps. 15:3). And likewise, [the term] רוֹכֵל means a merchant who goes around spying out (מְרַגֵּל) merchandise; [similarly,] one who sells perfumes with which women beautify themselves, since he constantly goes around in the towns, he is called a רוֹכֵל, equivalent to the term רוֹגֵל -one who spies. And the Targum renders [the phrase in our verse, לֹא תֵלֵךְ רָכִיל, as]: לָא תֵיכוּל קוּרְצִין, [lit., “You shall not eat the food of winking,” a figurative expression for slandering], as, וַאֲכַלוּ קַרְצֵיהוֹן דִּי יְהוּדָיֵא [lit., “and they ate their food of winking concerning the Jews” (Dan. 3:8), i.e., they informed against the Jews], and, אֲכַל בֵּהּ קֻרְצָא בֵּי מַלְכָּא [lit., “he ate the food of winking, concerning him, to the king’s palace” (Ber. 58a), i.e., he informed against him to the king. And why is the expression “eating the food of winking” used to signify slander?] It appears to me that it was the practice of these [informers and slanderers] to eat some sort of small snack at the house of those who listened to their words, for this [eating] acted as a [gesture of] final reinforcement, that the slanderer’s words were indeed well-founded and that he maintained them as the truth. This snack, then, is referred to as אֲכִילַת קוּרְצִין, [where the term קוּרְצִין is] denoted by [Scripture’s description of a faithless man], “He winks (קוֹרֵץ) with his eyes” (Prov. 6:13), for so is the way of all those who go around speaking evil talk, to wink with their eyes, thereby alluding to their slanderous words by innuendo, so that any other people listening will not understand.

לא תעמד על דם רעך: לראות במיתתו ואתה יכול להצילו, כגון טובע בנהר, וחיה או לסטים באים עליו

You shall not stand by [the shedding of] your fellow’s blood: [I.e., do not stand by,] watching your fellow’s death, when you are able to save him; for example, if he is drowning in the river or if a wild beast or robbers come upon him. — [Torath Kohanim 19:41; Sanh. 73a]

אני ה’: נאמן לשלם שכר, ונאמן להפרע

I am the Lord: faithful to pay reward [to those who heed the above warnings], and faithful to exact punishment [upon those who transgress them].

You shall not go around as a gossipmonger

Leviticus

Evil gossip kills three: the one who says it, the one who listens, and the subject of the gossip

Talmud

Learn more in Chabad.orghttp://www.chabad.org/library/article_cdo/aid/920718/jewish/Gossip-and-Slander.htm

Visit Chabad Knowledge Base
about Negative SpeechLashon Hara:

http://www.chabad.org/search/keyword_cdo/kid/8321/jewish/Negative-Speech-Lashon-Hora.htm

Ese Hastío (Piensa en mí)

Cuando tengas una pena muy profunda
se sincera, piensa en mí,
y verás que hasta las cosas más absurdas
no son nada para ti…

Cuando tengas en la mente un sueño bello
se sincera, piensa en mí,
y verás que entre los dos resulta fácil
convertirlo en realidad…

Y si acaso para ti ya soy hastío
no te detengas, se sincera también
pues mi amor está dispuesto a soportar,
si es de ti, ese hastío…

Y si acaso para ti ya soy hastío,
no, no te detengas, se sincera también
pues mi amor está dispuesto a soportar,
a soportar ese hastío…

 

costari.ca separator bar

 

“Ese hastío” es un clásico cubano original del Maestro Meme Solís (https://es.wikipedia.org/wiki/Meme_Sol%C3%ADs), muy famoso en la década de los años sesenta en la interpretación del “Cuarteto Los Meme”.

 

Posteriormente el Maestro Ray Barreto grabó en Nueva York una inspirada y poderosa versión con todo el peso y el sabor de La Fania

 

 

Interpretación vocal de “Ese Hastío” en el espectáculo “Otro amanecer”, dedicado a la música del maestro Meme Solís, en el Teatro América de La Habana, Cuba.

Teaching Ravens To Fly Underwater

Peter Cook

During the last 40 years of his life, the reputable and quite distinguised expert Sir Arthur Streeb-Greebling has been teaching ravens to fly underwater. Please watch this interview to learn more about his not extremely startling nor astonishing level of success:

break a swan’s wing with a blow of her nose…

Sir Arthur Streeb-Greebling is a fictional character played by British comedian Peter Cook throughout his career. Streeb-Greebling (or Greeb-Streebling, depending on Cook’s mood) is a stereotype of the upper class English duffer, described as “narrow-minded” and occasionally a “heartless bastard”.

Please enjoy a sadly incomplete transcription for this essential and paramount interview about a man’s life, a man’s profession, a man’s quest…
(Peter Cook & Dudley Moore)


Dudley:(Arts programme type interviewer) We’re very pleased to have in the studio tonight, one of the very few people in the world, if not the only person in the world, to have spent the major part of his life under water, attempting to teach ravens to fly.
Peter:(Sir Arthur) Good evening.
Dudley:Good evening. We’re very pleased to welcome to the studio, Sir Arthur Grieve-Streebling.
Peter:Ah… Strieve-Greebling.
Dudley:Oh, I beg your pardon…
Peter:You’re confusing me with Sir Arthur Grieve-Streebling…
Dudley:Ah yes… thank you very much…
Peter:Strieve-Greebling is my name, good evening.
Dudley:Yes… good evening.
Peter:Good evening… and good Greebling!
Dudley:Greebling it is! Yes…
Peter:Good evening… hello fans!
Dudley:Er – uh- ahem – shut up, Sir Arthur.
Peter:Good evening…
Dudley:Good evening…

Sir Arthur – um – ah – could you tell us what first led you to this way of life?

Peter:Teaching ravens to fly under water…
Dudley:Yes.
Peter:Well, it’s always very difficult to say what prompts anybody to do anything, let alone getting under water and teaching ravens to fly, but I think it probably all dates back to a very early age, when I was – er – quite a young fellow. My mother, Lady Beryl Strieve-Greebling, you know, the wonderful dancer, 107 tomorrow and still dancing… She came up to me in the conservatory, where I was pruning some walnuts, and said to me “Arthur” – I wasn’t Sir Arthur in those days – “if you don’t get under water and start teaching ravens to fly, I’ll smash your stupid face off!” And I think it was this that sort of first started my interest in the whole business of… getting them underwater…
Dudley:Yes… er – how old were you then?
Peter:I was forty-seven, I’d – er – just majored in ‘O’ level in Forestry, I’d got through that, and was looking about for something to do.
Dudley:Yes – er – where did you strat your work?
Peter:Uh – I think it can be said of me that I have never, ever stratted my work. That’s one thing I have never done – I can lay my hand on my heart, or indeed anybody else’s heart, and say “I have never stratted my work”. Never stratted at all. I think what you probably want to know is when I started my work…. you misread completely the question…
Dudley:Yes, I’m awfully sorry, I did … make an error… Where did you start your work?
Peter:Where did I start it? Well, I – er – I started almost immediately my mother had given me the hint – she’s a powerful woman, you know, Lady Beryl. She can break a swan’s wing with a blow of her nose… incredible creature…
Dudley:Sir Arthur, is it difficult to get ravens to fly under water?
Peter:Well, I think the word ‘difficult’ is an awfully good one here. Yes… it is – er – it’s well-nigh impossible. I think – er – the trouble is, you see, God, in his infinite wisdom and mercy, er – designed these creatures to fly in the air…
Dudley:Yes…
Peter:…rather than through the watery substances at their feet… hence they experience enormous difficulty – as you said, difficulty, in beating their tiny wings against the water – it’s a disastrous experience for them.
Dudley:Yes – um – how do you manage to breathe?
Peter:Through the mouth and the nose… the usual method, in fact. God gave us these orifices to breathe through, and who am I to condemn Him – I think you can’t breathe through anything else – if you start breathing through your ears you can’t hear yourself speak for the rushing of the wind… nose and mouth is what I use, and I trust you do.
Dudley:Yes, well I most certainly do, of course…
Peter:Good, good…
Dudley:…but what I was meaning was how do you manage to breathe under water?
Peter:Oh, that’s completely impossible – nobody can breathe under water – that’s what makes it so difficult – I have to keep bobbing to the surface every thirty seconds, making it impossible to conduct a sustained training programme on the ravens. And they’re no better, they can’t even be taught to hold their beaks. There they are sitting on me wrist, I say “Fly! Fly, you devils!”, and they inhale a faceful of water, and …
Dudley:I suppose they drown, do they?
Peter:…it’s curtains – yes – they drown… topple off me wrist, little black, feathery figure topples off me wrist – spirals very slowly down to a watery grave. We’re knee-deep in feathers off that part of the coast.
Dudley:Sir Arthur, have you ever managed to get a raven to fly under water?
Peter:No. Er – I’ve never managed to get one to fly under water. Not at all, not a single success in the whole forty years of training.
Dudley:Rather a miserable failure, then, your – your whole life, I suppose.
Peter:My life has been a miserable failure, yes…
Dudley:How old are you, if that’s not a personal question?
Peter:It is a personal question, but I am 83…
Dudley:83…
Peter:83 – remarkably well-preserved because of the water, of course, on the face.
Dudley:Yes – well I – I would say then, that your life has probably been a bit of a shambles, hasn’t it…
Peter:It’s a bit late in life, you see, to turn to anything else – I’ve often though of taking something else up, you know…
Dudley:Yes…
Peter:… a bit more sort of commercial, but it’s very difficult when you go round to a firm and they say “What were you doing before this?” and you say “Well, I was hovering about, ten foot under water, attempting unsuccessfully to get ravens to fly”.
Dudley:Hmm, yes…
Peter:They tend to… look down their noses at you.
Dudley:Oh, what a miserable thing…
Peter:A miserable thing indeed.
Dudley:… Well, thank you very much indeed, Sir Arthur, for telling us your absolute tale of woe – um – thank you very much for coming along.
Peter:Thank you and good evening
Peter Cook & Dudley Moore at the Good Evening Show, 1974
Peter Cook & Dudley Moore at the Good Evening Show, 1974

Siete Leyes Universales

no es defensa válida la ignorancia de la ley…

uno no puede afirmar, por ejemplo, que no sabía
que la idolatría estaba prohibida por una de las siete leyes…

ni puede tampoco afirmar que no sabía
que inclinarse ante un ídolo constituía idolatría…

leer más:
http://www.es.chabad.org/library/article_cdo/aid/635996/jewish/Las-Siete-Leyes-de-No.htm

1. Saber que existe un solo D-os, Infinito y Supremo sobre todas las cosas. No remplaces al Ser Supremo por ídolos limitados, ya sean de otros seres, o mismo tú. Incluidos en este mandamiento se encuentran la plegaria, el estudio y la meditación.

2. Respetar al Creador. Por más frustrado o enojado que pudieses estar, jamás expreses tales sentimientos maldiciendo al Creador.

3. No cometer asesinato. Cada ser humano, al igual que Adam (Adán) y Javá (Eva), constituyen un mundo entero. Salvar una vida es salvar un mundo entero. Destruir una vida es destruir un mundo. Ayudar a otros a vivir es un corolario de este principio.

4. Respetar la institución del matrimonio. El matrimonio es un acto divino. La unión de un hombre y una mujer es el reflejo de la unidad de D-os y Su creación. La deshonestidad en el matrimonio es una violación de esa Unidad.

5. No robar. Condúcete honestamente en todas tus transacciones. Confiando en D-os y no en nuestra auto indulgencia, expresamos nuestra fe en Él como Proveedor de la Vida.

6. Respetar a las criaturas de D-os. En los albores de la creación el hombre era el jardinero del Jardín del Edén, “para trabajarlo y protegerlo”. Al principio, el hombre tenía prohibido causar daño a los animales. Después del gran diluvio, se le permitió consumir carne, pero con una advertencia: No causar sufrimiento innecesario a animal alguno.

7. Mantener la justicia. La justicia es asunto de D-os, pero a nosotros se nos ha encomendado instituir las leyes necesarias y hacerlas respetar siempre que podamos. Cuando corregimos los errores de la sociedad, actuamos como socios en el acto de sustentar la creación.

 

leer más:
http://www.es.chabad.org/library/article_cdo/aid/635996/jewish/Las-Siete-Leyes-de-No.htm

http://www.es.chabad.org/library/article_cdo/aid/636010/jewish/Introduccin-a-las-siete-leyes-de-los-hijos-de-No.htm

Cuatro Leyes para Pensar

Alexandro "Ojo d'Oro" Jodorowsky Prullanski nació el 17 de febrero de 1929 en Tocopilla, Región de Antofagasta, en Chile.

según los sabios consejos del Maestro Alejandro Jodorowsky Prullansky, al momento de manifestar nuestro punto de vista, podemos tomar en cuenta que nuestro pensamiento se expresa según las siguientes consideraciones:

Según lo que yo sé…

Hasta cierto punto…

A riesgo de equivocarme…

Si se quiere bien…

 

 

 

 

 

Alexandro "Ojo d'Oro" Jodorowsky Prullanski nació el 17 de febrero de 1929 en Tocopilla, Región de Antofagasta, en Chile.
Alexandro “Ojo d’Oro” Jodorowsky Prullanski
nació el 17 de febrero de 1929 en Tocopilla, Región de Antofagasta, en Chile.

 

Drack Physiology

Drack Anatomy
Drack Physiology
Drack Physiology

Classic Dragons are homeothermic reptiles.

Homeothermy is a thermoregulation process which maintains a stable internal body temperature regardless of external influence. A warm-blooded creature, the Dragon’s body temperature is controlled internally.

This characteristic enables Dracks to adapt to so many diverse climates upon a largely extensive habitat. Dragon maintains activities both day and night throughout the year, not being dependent on the warmth from the Sun like all other reptiles. The dragon generally has wings, and his bones are hollow, for lightness.

Leonardo da Vinci Dragon
Leonardo da Vinci Dragon

It is important to note that the bones of a dragon are hollow, thus greatly reducing the bones mass (and weight, correspondingly).

Dragon physiology is formidable and ideal to fly very well and at great speed.

The scales are pentagonal, and shaped like a teardrop, with two long sides and two shorter ones, and a very short fifth side attached to the skin.

The dragon can make them stand on end whenever he likes to preen them.

Remember, the dragon is a very clean creature and takes great care always to keep his skin and scales clean and immaculate.

 

 

starting project NI.BI.RU.

my friend said:

bringing all 780,000 entities back, ripping them off from ten different people, and yes, I feel them all reentering my physical body. I feel like a vibration toy.

then, some obnoxious entities said through him:

we must win the war and with the power from the twelfth planet, now we have our vessel again and soon we will beat them with our secrets.

which lead us to start revealing some secrets today:

it is lovely that our project has officially started, my dear friend…

nevertheless, they may be up for a surprise…
what if, instead of “winning the war” we all find a creative path towards a win-win situation?
whatever quarrel there may still remain amongst star brothers, we must be clear that this is not our business any longer…

we now dare our friends En.ki & En.lil to fight to death AMONGST THEMSELVES ONLY, if they so desire… although, in truth we invite them to reconsider, grow up and learn to appreciate each other and make peace…

in any case, we humans are completely fed up with the story and shall have no part in stupid wars…

this time, operation NI.BI.RU shall have an outcome that no one can predict, thus so-called “gods” may be granted an invaluable opportunity to prove themselves, see if they have learned anything at all during these few thousands of years…

anyway, it has been sentenced that any further abuse against humans will backlash in ways they can’t even imagine… but anyway, once again, it is PEACE that we most honestly and truly desire, Peace for ourselves, Peace for yourselves, and Peace in the whole Universe…

Celtic Knot

then, obnoxious entities said again:

His only protection left him and now we have been released. Now all hell shall break lose!!! :-} he be ours! come fight us we are ready!

well…

this is a very sad and old story…

no fight this time…
you guys need to grow up and acknowledge the great opportunity of this situation… as you have all been properly attached (who would have imagined that one single vessel could handle so many?), instead of wrecking the ship (simple stupid reaction that rapidly ends the fun), let us realize that if our human vessel is given time, space, freedom and respect, this process of Ascension may also lead all of us in a wonderful journey that is most enjoyable…

The account of the son of Joseph Pandera and how he abused the Beit Hamikdash to become a ‘powerful’ magician

Talmud

Sefer Toledot Yeshu

In the year 3671 in the days of King Jannaeus, a great misfortune befell Israel, when there arose a certain disreputable man of the tribe of Judah, whose name was Joseph Pandera. He lived at Bethlehem, in Judah. Near his house dwelt a widow and her lovely and chaste daughter named Miriam. Miriam was betrothed to Yohanan, of the royal house of David, a man learned in the Torah and God-fearing.

 

At the close of a certain Sabbath, Joseph Pandera, attractive and like a warrior in appearance, having gazed lustfully upon Miriam, knocked upon the door of her room and betrayed her by pretending that he was her betrothed husband, Yohanan. Even so, she was amazed at this improper conduct and submitted only against her will.

Thereafter, when Yohanan came to her, Miriam expressed astonishment at behavior so foreign to his character. It was thus that they both came to know the crime of Joseph Pandera and the terrible mistake on the part of Miriam. Whereupon Yohanan went to Rabban Shimeon ben Shetah and related to him the tragic seduction. Lacking witnesses required for the punishment of Joseph Pandera, and Miriam being with child, Yohanan left for Babylonia.

Miriam gave birth to a son and named him Yehoshua, after her brother. This name later deteriorated to Yeshu. On the eighth day he was circumcised. When he was old enough the lad was taken by Miriam to the house of study to be instructed in the Jewish tradition.

One day Yeshu walked in front of the Sages with his head uncovered, showing shameful disrespect. At this, the discussion arose as to whether this behaviour did not truly indicate that Yeshu was an illegitimate child and the son of a niddah. Moreover, the story tells that while the rabbis were discussing the Tractate Nezikin, he gave his own impudent interpretation of the law and in an ensuing debate he held that Moses could not be the greatest of the prophets if he had to receive counsel from Jethro.

This led to further inquiry as to the antecedents of Yeshu, and it was discovered through Rabban Shimeon ben Shetah that he was the illegitimate son of Joseph Pandera. Miriam admitted it. After this became known, it was necessary for Yeshu to flee to Upper Galilee.

After King Jannaeus, his wife Helene ruled over all Israel. In the Temple was to be found the Foundation Stone on which were engraven the letters of God’s Ineffable Name. Whoever learned the secret of the Name and its use would be able to do whatever he wished. Therefore, the Sages took measures so that no one should gain this knowledge. Lions of brass were bound to two iron pillars at the gate of the place of burnt offerings. Should anyone enter and learn the Name, when he left the lions would roar at him and immediately the valuable secret would be forgotten.

Yeshu came and learned the letters of the Name; he wrote them upon the parchment which he placed in an open cut on his thigh and then drew the flesh over the parchment. As he left, the lions roared and he forgot the secret. But when he came to his house he reopened the cut in his flesh with a knife an lifted out the writing. Then he remembered and obtained the use of the letters.

He gathered about himself three hundred and ten young men of Israel and accused those who spoke ill of his birth of being people who desired greatness and power for themselves. Yeshu proclaimed, “I am the Messiah; and concerning me Isaiah prophesied and said, ‘Behold, a virgin shall conceive, and bear a son, and shall call his name Immanuel.'” He quoted other messianic texts, insisting, “David my ancestor prophesied concerning me: ‘The Lord said to me, thou art my son, this day have I begotten thee.'”

The insurgents with him replied that if Yeshu was the Messiah he should give them a convincing sign. They therefore, brought to him a lame man, who had never walked. Yeshu spoke over the man the letters of the Ineffable Name, and the leper was healed. Thereupon, they worshipped him as the Messiah, Son of the Highest.

When word of these happenings came to Jerusalem, the Sanhedrin decided to bring about the capture of Yeshu. They sent messengers, Annanui and Ahaziah, who, pretending to be his disciples, said that they brought him an invitation from the leaders of Jerusalem to visit them. Yeshu consented on condition the members of the Sanhedrin receive him as a lord. He started out toward Jerusalem and, arriving at Knob, acquired an ass on which he rode into Jerusalem, as a fulfillment of the prophecy of Zechariah.

The Sages bound him and led him before Queen Helene, with the accusation: “This man is a sorcerer and entices everyone.” Yeshu replied, “The prophets long ago prophesied my coming: ‘And there shall come forth a rod out of the stem of Jesse,’ and I am he; but as for them, Scripture says ‘Blessed is the man that walketh not in the counsel of the ungodly.'”

Queen Helene asked the Sages: “What he says, is it in your Torah?” They replied: “It is in our Torah, but it is not applicable to him, for it is in Scripture: ‘And that prophet which shall presume to speak a word in my name, which I have not commanded him to speak or that shall speak in the name of other gods, even that prophet shall die.’ He has not fulfilled the signs and conditions of the Messiah.”

Yeshu spoke up: “Madam, I am the Messiah and I revive the dead.” A dead body was brought in; he pronounced the letters of the Ineffable Name and the corpse came to life. The Queen was greatly moved and said: “This is a true sign.” She reprimanded the Sages and sent them humiliated from her presence. Yeshu’s dissident followers increased and there was controversy in Israel.

Yeshu went to Upper Galilee. the Sages came before the Queen, complaining that Yeshu practiced sorcery and was leading everyone astray. Therefore she sent Annanui and Ahaziah to fetch him.

The found him in Upper Galilee, proclaiming himself the Son of God. When they tried to take him there was a struggle, but Yeshu said to the men of Upper Galilee: “Wage no battle.” He would prove himself by the power which came to him from his Father in heaven. He spoke the Ineffable Name over the birds of clay and they flew into the air. He spoke the same letters over a millstone that had been placed upon the waters. He sat in it and it floated like a boat. When they saw this the people marveled. At the behest of Yeshu, the emissaries departed and reported these wonders to the Queen. She trembled with astonishment.

Then the Sages selected a man named Judah Iskarioto and brought him to the Sanctuary where he learned the letters of the Ineffable Name as Yeshu had done.

When Yeshu was summoned before the queen, this time there were present also the Sages and Judah Iskarioto. Yeshu said: “It is spoken of me, ‘I will ascend into heaven.'” He lifted his arms like the wings of an eagle and he flew between heaven and earth, to the amazement of everyone.

The elders asked Iskarioto to do likewise. He did, and flew toward heaven. Iskarioto attempted to force Yeshu down to earth but neither one of the two could prevail against the other for both had the use of the Ineffable Name. However, Iskarioto defiled Yeshu, so that they both lost their power and fell down to the earth, and in their condition of defilement the letters of the Ineffable Name escaped from them. Because of this deed of Judah they weep on the eve of the birth of Yeshu.

Yeshu was seized. His head was covered with a garment and he was smitten with pomegranate staves; but he could do nothing, for he no longer had the Ineffable Name.

Yeshu was taken prisoner to the synagogue of Tiberias, and they bound him to a pillar. To allay his thirst they gave him vinegar to drink. On his head they set a crown of thorns. There was strife and wrangling between the elders and the unrestrained followers of Yeshu, as a result of which the followers escaped with Yeshu to the region of Antioch; there Yeshu remained until the eve of the Passover.

Yeshu then resolved to go the Temple to acquire again the secret of the Name. That year the Passover came on a Sabbath day. On the eve of the Passover, Yeshu, accompanied by his disciples, came to Jerusalem riding upon an ass. Many bowed down before him. He entered the Temple with his three hundred and ten followers. One of them, Judah Iskarioto apprised the Sages that Yeshu was to be found in the Temple, that the disciples had taken a vow by the Ten Commandments not to reveal his identity but that he would point him out by bowing to him.

So it was done and Yeshu was seized. Asked his name, he replied to the question by several times giving the names Mattai, Nakki, Buni, Netzer, each time with a verse quoted by him and a counter-verse by the Sages.

Yeshu was put to death on the sixth hour on the eve of the Passover and of the Sabbath. When they tried to hang him on a tree it broke, for when he had possessed the power he had pronounced by the Ineffable Name that no tree should hold him. He had failed to pronounce the prohibition over the carob-stalk, for it was a plant more than a tree, and on it he was hanged until the hour for afternoon prayer, for it is written in Scripture, “His body shall not remain all night upon the tree.” They buried him outside the city.

On the first day of the week his bold followers came to Queen Helene with the report that he who was slain was truly the Messiah and that he was not in his grave; he had ascended to heaven as he prophesied. Diligent search was made and he was not found in the grave where he had been buried. A gardener had taken him from the grave and had brought him into his garden and buried him in the sand over which the waters flowed into the garden.

Queen Helene demanded, on threat of a severe penalty, that the body of Yeshu be shown to her within a period of three days. There was a great distress. When the keeper of the garden saw Rabbi Tanhuma walking in the field and lamenting over the ultimatum of the Queen, the gardener related what he had done, in order that Yeshu’s followers should not steal the body and then claim that he had ascended into heaven.

The Sages removed the body, tied it to the tail of a horse and transported it to the Queen, with the words, “This is Yeshu who is said to have ascended to heaven.” Realizing that Yeshu was a false prophet who enticed the people and led them astray, she mocked the followers but praised the Sages.

The disciples went out among the nations —three went to the mountains of Ararat, three to Armenia, three to Rome and three to the kingdoms buy the sea, They deluded the people, but ultimately they were slain.

The erring followers amongst Israel said: “You have slain the Messiah of the Lord.” The Israelites answered: “You have believed in a false prophet.” There was endless strife and discord for thirty years.

The Sages desired to separate from Israel those who continued to claim Yeshu as the Messiah, and they called upon a greatly learned man, Simeon Kepha, for help. Simeon went to Antioch, main city of the Nazarenes and proclaimed to them: “I am the disciple of Yeshu. He has sent me to show you the way. I will give you a sign as Yeshu has done.”

Simeon, having gained the secret of the Ineffable Name, healed a leper and a lame man by means of it and thus found acceptance as a true disciple. He told them that Yeshu was in heaven, at the right hand of his Father, in fulfillment of Psalm 110:1.

He added that Yeshu desired that they separate themselves from the Jews and no longer follow their practices, as Isaiah had said, “Your new moons and your feasts my soul abhorreth.” They were now to observe the first day of the week instead of the seventh, the Resurrection instead of the Passover, the Ascension into Heaven instead of the Feast of Weeks, the finding of the Cross instead of the New Year, the Feast of the Circumcision instead of the Day of Atonement, the New Year instead of Chanukah; they were to be indifferent with regard to circumcision and the dietary laws.

Also they were to follow the teaching of turning the right if smitten on the left and the meek acceptance of suffering. All these new ordinances which Simeon Kepha (or Paul, as he was known to the Nazarenes) taught them were really meant to separate these Nazarenes from the people of Israel and to bring the internal strife to an end.

 

about the meaning of the word “Yeshu”: https://en.wikipedia.org/wiki/Yeshu

Original text published here: Toledot Yeshu

¡ Pandora !

Retorno a la Eternidad

Alberto Avilés


¡ Pandora !

No estoy muerta,

sólo duermo.

Las nubes me muestran el sendero,

el sol me llama

y me libero de estos sentidos agobiados.

No teman,

mi cama es de luz,

mi amor es de luz…

Mi sombra ha desaparecido

y sólo me pregunto:

¿ Cuándo vendrán ustedes a mí ?

La lógica no es justa,

ni la justicia es lógica,

desprenderse es dar lo que nos queda,

llorar una ausencia,

es la añoranza de un apego.

¡ Nunca he sido tan feliz !,

descubro una dimensión

libre de toda ley física.

Hoy, conversé con mi Papá,

tomé café con mama Luisa.

No teman,

la muerte es sólo una condición,

les amo,

                                                                    Esperanza

(sin título)

¿Cuánto tiempo más?
Sudo

Alberto Avilés


(sin título)

Mi nada reposa en el inicio
de cada nueva poda.

El ego se agiganta miserable;
me constriño y reniego
para humillar el rostro;
el aplauso se enmudece,
la caricia se agota.

¡ Eres un poco de nostalgia
con un poco de nada !

…Mi nada es una almendra carcomida
quebrando la ternura.

Converge or Convert?

notions of human well-being

pursuing the vision of an “objective morality”, this fine gentleman seems to react to what might be a present-day prevalence of an absurd and hazardous dogma sustaining fundamentalist religious beliefs present in the society in which he lives…

 

although his purpose is honest and sincere, the concept of a “universal morality” based on something as incomplete as mere science… might end up feeding up the tendencies towards fascism, instead of shedding light towards a truer freedom…

 

he appears very well dressed with an apparent scientific objectivity, yet he remains highly ideological… when he states that “it seems patently obvious that we can no longer respect and tolerate vast differences in notions of human well-being”, the hidden key word in that phrase is “we”… in the sense that one fraction of humanity that hasn’t yet reached a level of illumination that would truly substantiate its self-proclaimed superiority over the rest of humankind, feels entitled to “not tolerate” and “not respect” other points of view…

 

Harris’ final admonition is: “we simply must converge in the answers that we give to the most important questions in human life”… and how do we “converge”? is it “scientifically correct” to force others into our own ideology, whenever they might not be willing to “converge” along with us?

Shapley Supercluster
Shapley Supercluster

Sellos de Costa Rica

Sellos Postales de Costa Rica

La filatelia es la afición por coleccionar y clasificar sellos, sobres y otros documentos postales, así como estudiar la historia postal. En los sellos queda representada parte de la historia nacional o regional de los países mediante figuras de personajes ilustres, monumentos, pinturas, flora, fauna, historia postal, etc., asuntos de interés para los coleccionistas (filatelistas) y las personas involucradas en esta materia.

Puede conocer más sobre la Historia de la Filatelia Costarricense en el sitio web de Correos de Costa Rica: correos.go.cr/servicios/filatelia/

La Cultura del Pobrecitico – El Pobrecito Salado

Autor: Pierre Thomas Claudet


Pierre Romain Rolland Thomas Claudet - La Cultura del Pobrecitico Salado en Costa Rica
Pierre Romain Rolland Thomas Claudet – La Cultura del Pobrecitico Salado en Costa Rica

Como primer punto argumental en abono a la tesis de un subdesarrollo psicológico antes que económico, creo necesario hacer referencia al hecho de que, en la generalidad de las interacciones que se llevan a cabo entre nuestros coterráneos, sea en el seno del hogar, del trabajo o de los intercambios y pasatiempos sociales, predominan en forma habitual las manifestaciones de desvalorización cuando no de descalificación de unos y otros.

Esta aseveración se fundamenta en el hecho de que, independientemente de la naturaleza del tema, cualidades, situaciones o actuaciones de las personas, es común el que la gente desvalorice la capacidad de acción de los otros, sea del interlocutor o de aquellas personas de quienes en ese momento se habla, externando mediante el uso de los conceptos de “pobrecito” y de “salado”, conmiseración o lástima con respecto a la necesidad u obligación que éstos tienen de realizar algo, de asumir algún deber o enfrentar una situación natural y universal.

Es así como, por ejemplo, es muy corriente escuchar, en cualquier conversación, la expresión más o menos sistemática del concepto de “pobrecito”, ya sea porque el otro está enfermo, está embarazada, está “de goma” (con resaca), está en aprietos (económicos, amorosos otros), está cansado, está en el trabajo (o el colegio), o bien porque tiene que estudiar, trabajar, levantarse temprano, caminar, cocinar, presentar un examen, cumplir con un deber… cuando no porque “se sacó” una mala nota, perdió sus cosas, lo castigaron o lo regañaron, y así sucesivamente.

De hecho se podría hacer una lista interminable de situaciones y acciones por las que los protagonistas son corrientemente calificados de “pobrecitos” por unos y otros, dando así a entender que el receptor del epíteto es digno de lástima por lo que hizo o por lo que le ocurre (aunque ello sea algo totalmente normal e, incluso, deseable).

A su vez, en muchos casos esta desvalorización expresada a través del concepto del “pobrecito” es reforzada a menudo con el adjetivo de “salado”, el cual tiene por lo general dos connotaciones: una es la de hacer evidente la situación o posición desafortunada del “pobrecito”, víctima de un entorno o un destino habitualmente percibido como adverso; la otra connotación es una forma de descalificación pasivo-agresiva del problema o situación que el otro enfrenta, con independencia de la naturaleza de éste.

Es así como con frecuencia se escucha esta expresión aplicada a hechos atribuibles a las actuaciones de la misma persona o de terceros, sin por ello censurarlas, sino más bien denotar con cierta inflexión burlona o agresiva, lástima o desprecio hacia el otro por las consecuencias obvias que se derivan de ello. Al respecto me permito citar, como botón de muestra, los siguientes ejemplos tomados de conversaciones corrientes: “salado” porque lo pescaron copiando, lo multaron por manejar con tragos, le cortaron la luz, le cobraron un recibo, lo abandonaron por grosero, etc… “salado” por llegar tarde, quedarse dormido, perder el puesto… “salado” porque lo timaron, le dieron más trabajo o “le dieron vuelta”, y así sucesivamente.

Del mismo modo “salado” es aquel que no saca nada en la lotería o la “raspadita”, aque que pierde un examen o no tuvo suerte en el “lance”, o que sufre una situación desagradable por ser honesto, puntual, responsable, etc.

Asimismo es frecuente escuchar estas manifestaciones de desvalorización y descalificación del otro con motivo de que éste no comparta los conceptos o hábitos del primero, como en el caso del abstemio que es “pobrecito” porque no lo invitan a compartir en las fiestas con los “amigos”, pero también es “salado” porque no ingiere licor.

También aquel individuo que es “salado” por padecer un determinado mal, y al mismo tiempo“pobrecito” ya que a raíz de la dieta prescrita por el médico tiene que dejar de consumir aquello que justamente le ofrecen (a veces a sabiendas de que no puede o no debe ingerirlo, con lo que al mismo tiempo se le agradece).

Por su lado, es igualmente corriente el que las personas apliquen el adjetivo de “salado”, a menudo con un dejo burlón, indicándole por este medio al interlocutor que el problema que enfrenta, sea por su ausencia o por su participación en…, o por las actuaciones de terceros (entre ellos del propio emisor del término) es un problema exclusivo de él o ella, y que el primero no siente ningún remordimiento o pena por lo que hizo o dejó de hacer.

Tal es el caso, por ejemplo, de aquella persona que hace abandono del trabajo o incumple con un compromiso; ante la observación o reclamo del afectado, alza los hombros porque el “salado” es éste, ya que es él quien tendrá que ver qué hace con lo inconcluso o la continuación de las tareas.

De la misma forma se puede citar el caso de aquel adolescente que llega a deshoras de una fiesta y que, ante el reclamo de la madre, le espeta a esta el adjetivo de “salada” por haberse quedado despierta o angustiarse esperando el regreso del retoño.

Tal como lo sugieren estos ejemplos (tomados como botón de muestra), además de no tomar en serio el mensaje transmitido o la acción propia (autodescalificación) o realizada por el otro, el empleo habitual y continuo de estos epítetos de “pobrecito” y de “salado” tienen a menudo el propósito de descalificar a la persona misma, autora o víctima del hecho.

Asociado a lo anterior, cuando el tema de discusión se refiere a terceros, y en particular a alguien de quien se haga mención de alguna cualidad o mérito, es común escuchar de parte de uno o varios de los presentes expresiones despectivas para con el otro minimizando o desvalorizando las cualidades o méritos de este (“serruchada o bajada de piso”). Esta reacción se presenta principalmente en aquellos casos en que la persona de quien se habla es percibida por alguno de los presentes como un eventual rival en cuanto a la consecución de alguna posición, nombramiento o reconocimiento al que éste aspira o considera tener derecho, o porque el ensalzamiento del otro pueda empañar la imagen del interlocutor.

Dr. Pierre Thomas Claudet La Cultura del Pobrecitico Salado Costa Rica
Dr. Pierre Thomas Claudet La Cultura del Pobrecitico Salado Costa Rica

Como consecuencia de ello no es sorprendente observar que el “afectado” se dedique, a veces con cierta saña, a exponer los defectos o fallas del otro, resaltando sus propios méritos frente a las deficiencias del “rival”. Por lo general, la actitud denigradora asumida en estos casos responde a la necesidad del autor de valorarse a sí mismo ante los ojos de los presentes, desacreditando o incluso difamando a quien es tema de la conversación, conducta que refleja a menudo una proyección del primero, quien no puede admitir el reconocimiento que se haga del otro.

En lo que respecta a la costumbre muy común de compadecer cuando no de denigrar al otro, por tener que llevar a cabo alguna acción, asumir una obligación o responsabilidad normal y natural, o de afrontar una situación personal inherente a su condición de individuo, sea que se trate de un niño o de un adulto, cuando no por sufrir las consecuencias lógicas de una determinada conducta o estilo de vida, la conducta observada en forma reiterativa refleja, de hecho, el cultivo de un clima paternalista y conmiserativo que por su uso universal termina por constituirse en un componente cultural en el que se pone de manifiesto una tendencia generalizada de auto y heterodesvalorización por parte de la mayoría de los individuos que participan de dicha cultura.

A su vez, desde una perspectiva psicológica, además de la expresión de lástima hacia los hechos de los demás, por más simples u obvios que estos sean, esta conducta implica la introyección, por parte de quien la asume, de una autoimagen de infravaloración, y a menudo de autodesprecio y de una autocompasión que proyecta en el interlocutor. En efecto, la proyección es uno de los principales mecanismos de defensa, una forma de reaccionar ante la frustración, sea esta causada por descubrir un rasgo negativo en sí mismo, o por la adopción de una autoimagen o posición existencial de infravaloración.

Toda vez que el común de las personas no pueden aceptar para sí mismas determinadas características, tienden por consiguiente a ubicarlas en las demás personas, a proyectarlas en el otro. Tal es el caso del autodesprecio y de la autocompasión, cuya presencia en la persona provoca que esta se sienta en e fondo mal consigo misma, y como mecanismo de defensa, al proyectar en el otro dichos sentimientos de minusvalía, intenta de forma más o menos consciente que el otro se sienta peor (lo cual a menudo consigue).

De esta manera, se hacen la ilusión de estar mejor que el interlocutor. Desde esta perspectiva, al considerar al otro como “pobrecito”, o como un sujeto plagado de defectos y fallas, y en particular cuando esta conducta responde a un fenómeno que, para su manifestación reiterativa y común, se inserta dentro de un comportamiento cultural. Dicho fenómeno implica básicamente una constante invitación como “víctimas” de sus situaciones y de los deberes u obligaciones. Además, dicho fenómeno sirve de escudo para justificar el no tener que asumir responsable y disciplinadamente las situaciones vitales de carácter personal, familiar, social, laboral y otras.

La adopción más o menos generalizada por parte de los individuos de esta autoimagen desvalorizada y proyectada en los demás, es el producto de los aprendizajes infantiles en el seno de contextos familiares, escolares y sociales de carácter esencialmente paternalista, conmiserativo y ambivalente en función de esquemas conceptuales y de conducta anárquicos y condescendientes para con los niños.

Dentro de estos contextos, los mayores tienden por lo general a asumir aquello que corresponde a los“pobrecitos”, o a eximirlos de aquellas actividades que en realidad les correspondería realizar. Así los liberan de toda obligación y responsabilidad.

Asimismo, con suma frecuencia dicho esquema se complementa con la frecuente tendencia por parte de los progenitores o familiares, de excusar al pequeño por sus fallas y a responsabilizar más bien a terceros por las consecuencias de estas. Tal es el caso, muy común, de aquellos padres que frente a las dificultades o vicisitudes escolares del retoño, exclamaban que es el maestro el culpable de ellas ya sea por exigir más allá de la cuenta, o por ser un individuo autoritario, rígido, cuando no un inútil, ignorante o estúpido.

Lo mismo se observa, con frecuencia, ante el caso de la “pobre” o inocente adolescente a la que aquel sinvergüenza embarazó (y por consiguiente es el único culpable del hecho). O el caso de aquel chiquillo que fue golpeado por otros (independientemente de que haya o no provocado la agresión), fenómeno que también se aplica, a menudo, para el mismo adulto que es víctima de un “amigo” que le robó la novia o la esposa, de un jefe o colega desgraciado que le birló el puesto, el negocio o la idea, amparado a su posición ocupacional o a sus compadrazgos políticos (“patas”), o a actuaciones de dudosa moralidad (en particular cuando es el caso de una mujer).

Esto explica, además, el motivo por el cual la generalidad de las personas se conciben a sí mismas como víctimas de las actuaciones de terceros, y por lo tanto se sienten incapaces de admitir una eventual responsabilidad personal en el hecho ocurrido.

Esta conducta se reporta, en muchos casos, proyectando incluso hacia objetos a los que se acusa por lo sucedido. Por ejemplo, la culpa la tiene el vehículo por el atraso sufrido (ya que se desinfló, o no quiso arrancar, sin admitir el que en realidad la “víctima” saliese tarde para la cita) o a la que le incumbe a la cocina por quemar, o al bolígrafo por gastarse.

Con frecuencia, dichos esquemas conceptuales y conductuales que conforman lo que podríamos denominar “la cultura del pobrecito”, se complementan en el seno de las familias, con una tendencia pronunciada de los adultos a complacer, en forma más o menos inmediata y sin mayor análisis en cuanto a las eventuales consecuencias educacionales de ello, las exigencias y caprichos infantiles.

Esta actitud complaciente del adulto obedece, por lo general, al temor que éste experimenta ante la negativa que otros puedan formular al equipararla con un rechazo, no a lo solicitado sino a la persona, por lo que no se atreven a negarle al niño, para que éste no se sienta rechazado.

Como consecuencia de ello, a menudo los niños se ven eximidos de la necesidad de aprender a valorar sus solicitaciones y a postergar la satisfacción de sus deseos, con lo cual la generalidad de ellos nunca logran superar un egocentrismo natural, conservándolo cuando son adultos.

Este mismo fenómeno se observa igualmente en el caso de numerosos adultos que, al no soportar una negativa (interpretada no como indisponibilidad del otro o no aceptación de lo propuesto, sino como un rechazo directo hacia el solicitante), entran en conflicto con el otro, cuando no enfrentan un conflicto personal ante el compromiso denegarle al petente su invitación o pedimento por lo que termina accediendo a sabiendas que de todos modos no lo va a cumplir.

Tal es el caso de muchas personas que acceden de palabra a determinados compromisos sin que por ello se sientan en realidad comprometidas a cumplir. En el momento oportuno recurren a cualquier tipo de excusa para disculpar dicho incumplimiento, situación común no sólo en los políticos, sino en las autoridades de distinto cuño, e incluso amistados, conocidos y contratistas.

Como es de suponer, estas actitudes de los adultos tienen como efecto el incapacitar a los niños (al mismo tiempo que se autoincapacitan) para aprender a activar en forma positiva y asertiva sus potenciales intelectuales y volitivos reales.

 

Marie Constanze Claude (Maman Colette), Pierre & Jacques Thomas
Marie Constance Claudet (Maman Colette) – Pierre – Jacques Thomas

Tal es el caso de los infantes o adolescentes (e incluso adultos) que siguen siendo conceptualizados por sus padres como si fuesen bebés (con más frecuencia por la madre), y a quienes identifican mediante sobrenombres o diminutivos infantilizantes, de las “pobres víctimas” de un sistema escolar que los“abruma” de trabajo (y cuyas madres les hacen las tareas).

O sino el caso de aquellos varoncitos cuyas madres o hermanas les descargan toda obligación de carácter doméstico (ya que los pobrecitos no están hechos para tales cosas, sino para ser servidos). También está el caso del joven adulto que todavía no decide enrumbarse en la escogencia de una carrera u ocupación, o que no logra mantenerse en un trabajo, etc.

Este es el mismo caso de todos aquellos jóvenes que, al tener que enfrentar situaciones físicas o intelectuales que requieren de parte de ellos un determinado esfuerzo, dedicación y disciplina, son con suma frecuencia desligados por los adultos de toda obligación y responsabilidad, al asumir éstos por aquellos las acciones correspondientes. Esto ocurre por ejemplo con muchos estudiantes universitarios cuyos padres se encargan de las gestiones administrativas, cuando no de reclamo ante amistades que ocupan posiciones de autoridad, por una calificación insuficiente puesta por algún “desgraciado” profesor (a veces so pretexto que le tienen “ojeriza” a la pobre víctima).

Por lo general, estas actitudes parentales obedecen tanto a sus proyecciones sobre su descendencia, como a su percepción de que cualquier obligación se constituye en una imposición o exigencia injusta para con el “pobrecito”, obligado por ello a sacrificarse para hacer lo que de hecho le corresponde realizar, en lugar de descansar o de ir a jugar o disfrutar con los demás. Esto con el pretexto de que todavía es niño o joven, y por lo tanto tiene derecho a disfrutar libremente de la vida (concebida por muchos de ellos como dura y adversa, cuando no injusta) y que aun hay mucho tiempo por delante para tener que asumir desde ya obligaciones (racionalización).

Por consiguiente, no es de extrañarse que cuando son adultos los “pobreciticos” que se han formado bajo estos esquemas de educación familiar muy comunes, sean a su vez incapaces de asumir adecuadamente sus propias obligaciones al conservar una mentalidad infantil (o mas bien pueril), la cual los impulsa a canalizar preferentemente sus energías a la evasión de obligaciones y deberes, sean estos de índole familiar, laboral o comunitario.

En efecto, además de inhabilitarlos para hacer un uso óptimo de sus potenciales intelectuales y volitivos, al fomentar la evasión de las obligaciones y responsabilidades, la “cultura del pobrecito”que subyace tras estos esquemas educacionales impone, para quienes se han formado y se desenvuelven bajo su alero, un esquema conductual típicamente egocéntrico, inmediatista heterónomo, como reflejo evidente de su estancamiento en cuanto a su desarrollo psicológico personal.

Esto es así ya que estas personas terminan por desempeñarse a través de conductas en las que prevalece el temor, la timidez, la confusión o la infravaloración, asociadas por lo general a actitudes de evidente docilidad (a menudo pasivo-agresiva), conformismo y dilación, cuando no envidia ante otros más afortunados. Estas conductas bloquean cualquier manifestación espontánea de la personalidad, al hallarse dominadas por sentimientos de culpa, ansiedad, preocupación, resentimiento o celos, cuando no buscan manipular a los demás (haciéndoles sentirse culpables de…) o demuestran comportamientos netamente superficiales, impulsivos e irreflexivos, egotistas e irresponsables (para consigo mismo y los demás).

A raíz de ello, e independientemente de su situación social, educativa y ocupacional, al aferrarse a patrones conceptuales predefinidos y a menudo inmutables, prefiriendo depender por completo de lo que decidan quienes asumen las posiciones de dirección y autoridad, en lugar de asumir iniciativas y acutar por su propia responsabilidad, la generalidad de estos individuos demuestran una supeditación evidente a mandatos de “no pienses”, “no crezcas”, “no hagas” o “no lo logres”, lamentablemente muy comunes en todos los niveles de nuestro contexto social.

Como consecuencia lógica de esta supeditación a las decisiones de terceros, y la consiguiente auto-inhibición para actuar, la gran mayoría de las personas afrontan una serie de severas auto-limitaciones que las impulsan por lo común hacia un desempeño basado en principios operacionales exclusivamente vegetativos, imitativos y reproductores de lo aprendido o establecido, sea en un plano personal, de trabajo o comunitario.

Demuestran en esta forma una carencia crónica de iniciativa, de creatividad y de capacidad crítica. Es así como resulta frecuente observar a obreros o empleados que, fuera del ritual ocupacional acostumbrado, no mueven un dedo para realizar algo distinto si no son incitados o empujados a ello por sus jerarcas. También se puede observar a amas de casa supeditadas a una simbiosis que las induce a depender en lo más mínimo del consentimiento de sus consortes (o madres) para realizar cualquier acción (sea esta corriente o inhabitual), e incluso para la escogencia de lo que tiene que comprar o “ponerse” (trátese de provisiones normales, de ropa o de cualquier otra cosa).

Asimismo, es común observar a escolares, colegiales e incluso universitarios que demuestran una importante ausencia de iniciativa e interés por estudiar o realizar algo que vaya más allá de lo que sus maestros o profesores les pidieron que hicieran, leyeran o estudiaran. Así como a profesionales que se limitan a aplicar lo que aprendieron en el pasado, sin buscar ampliar o perfeccionar sus técnicas operacionales (si bien siempre reclaman mayores ingresos, salarios u honorarios).

Además, obnubiladas por ciertos prejuicios y fantasías, la mayoría de estas personas tienen a alimentarse de ilusiones y a actuar en forma más o menos automática frente a sus situaciones vitales, a confiar exclusivamente en la suerte y culpar, de manera invariable, a los demás. Suelen culpar a las situaciones y a la mala fortuna cuando las cosas no se dan o no salen como debiera de ser. Este fenómeno se puede observar con suma frecuencia en cualquier ámbito de nuestro contexto cultural.

A su vez, al asumir determinadas posiciones o funciones de carácter directivo y jerárquico (por lo general, gracias a la intervención de situaciones socio-políticas circunstanciales, o simplemente por el arrastre de la antigüedad). El común de la gente considera que, a partir de algún misterioso proceso de naturaleza osmótica, la simple nominación a un puesto o el ejercicio de una función, le proporcionan al individuo atributos particulares con base en el principio ilusorio de que “la función hace a la persona”, en lugar de que sea la persona quien se desempeña activamente en una función.

En asocio con esta falacia, es muy corriente que al sentirse “investidas” con la autoridad de su función, de su puesto, o incluso de un uniforme, las personas enmascaran sus deficiencias operacionales (nivel de incompetencia), ya sea mediante la adopción de conductas arbitrarias (a menudo carentes de toda lógica), ya sea apegándose en forma rígida a la letra de normas y procedimientos, o emitiendo juicios parciales a partir de criterios insuficientes o de fórmulas enajenadas, cuando no de estados anímicos transitorios.

A su vez, estas mismas personas tienden a reaccionar hacia quienes dependen administrativa, económica o laboralmente de ellas, mediante las mismas actitudes autoritarias, anárquicas o ambivalentes a las que estuvieron expuestas en su juventud. Tal es el caso típico de los padres en sus relaciones con los hijos, de los maestros hacia sus alumnos, de los superiores jerárquicos hacia con sus subalternos e incluso de los administradores hacia sus administrados, con lo que se mantiene en vigencia un contexto socio-cultural en el que prevalece lo que muchos denuncian como“paternalismo”, “palanganeo” o “abuso del poder”.

Esta conducta anárquica, ambivalente y paternalista señalada, y en particular el trasfondo formativo y cultural subyacente, impiden a la generalidad de las personas educadas en el contexto del“pobrecitico”, el desenvolverse en forma asertiva y autónoma. En efecto, al mantenerse por lo común dentro de un esquema funcional de carácter esencialmente heterónomo, en lo que respecta a la organización y definición de sus pensamientos y acciones personales, estas personas dependen en lo esencial de las conductas de los demás y del vaivén cotidiano de los acontecimientos físicos y sociales.

Esto se debe a que estas personas se perciben a sí mismas como víctimas dominadas o empujadas por los sucesos, y no como co-actores o co-partícipes de estos. Este fenómeno es muy conocido por muchos psicoterapeutas, familiarizados con la tendencia común a la generalidad de sus pacientes de plantear una multiplicidad de quejas con respecto a la conducta de terceros (cónyuge, padres, hijos, compañeros de trabajo, superiores jerárquicos, etc.), o con relación a situaciones sociales, económicas u otras que los afectan en determinado grado. Sin embargo, de manera sistemática rehúsan cualquier confrontación cuando el profesional intenta con ellos aclarar la participación personal de éstos, y su contribución en los hechos descritos.

Incluso, es muy frecuente observar (no sólo en clientes de psicólogos sino en cualquier persona) la tendencia a atribuir invariablemente a terceros (familiares, autoridades, organizaciones, gobierno) la responsabilidad por sus propias formas de pensar, de sentir y de actuar, negando que ellas sean, en realidad, las autoras de dichos pensamientos, sentimientos y acciones.

Además es corriente observar que la mayoría de las personas canalizan de preferencia sus energías hacia una supuesta auto-protección frente al avasallamiento (real o supuesto) de los demás. Esta auto-protección a menudo se expresa justamente mediante el avasallamiento de los otros, en particular de aquellos que, en un momento dado, se encuentran objetiva o subjetivamente en estado de invalidez o de subordinación.

Y este avasallamiento consiste, por lo general, en la reproducción de los esquemas de desvalorización de los demás al activar el individuo sus impulsos “protectores” o sus prejuicios conmiserativos, y a su vez buscar la forma de mantener al otro en estado de dependencia, tal como se manifiesta, de hecho, a través del uso continuo de los epítetos de “pobrecito” y de “salado”.

Como corolario de lo anterior, es común la falacia en relación con el concepto de superación personal, el cual es concebido en forma habitual, no en términos de un mejoramiento o perfeccionamiento intelectual o afectivo propios, sino en función del acceso a determinados peldaños o beneficios económicos-sociales, como el ascenso en el trabajo o un incremento de ingresos, cuando no la adquisición de una vivienda o de un vehículo. Con motivo de ello, para muchos es más importante, por ejemplo, el recibir un determinado título o diploma, que lo que realmente puedan aprender a través del correspondiente estudio, por lo que es común observar que tanto jóvenes como mayores se preocupan básicamente por estudiar o memorizar sólo aquello que “entra en el examen”, con el objeto de aprobarlo (o ganarlo), sin intentar en ningún momento ampliar “lo visto” en clases, con algún material complementario.

Asimismo, con frecuencia los individuos acceden a seguir algún curso de capacitación, siempre y cuando este se desarrolle en horas laborales, y no exija la realización de tareas extras. A su vez se sienten reforzados por la falacia conceptual de que la función o el título hace a la persona. La generalidad de nuestros coterráneos busca eliminar o apartar a sus eventuales rivales, no mediante una verdadera superación intelectual o tecnológica, sino con base en el recurso a la promoción verbal de sus méritos o exposición de certificados de toda índole, que han acumulado (correspondientes a menudo a una simple asistencia, a veces disfrazada de participación).

La exposición de estos certificados que engrosan el “currículum”, y la descalificación de las eventuales capacidades del otro (“bajada de piso”), se hace en función de los derechos “innatos” al individuo, o en base a su posesión de un diploma, nombramiento o “currículum”.

Además de la familiaridad con estos esquemas conductuales generalizados, la mayoría de las personas no sólo se identifican con ellos, sino que llegan incluso a considerarlos como fenómenos naturales, al asumir la predominancia de los derechos sobre los deberes. Tal es el caso, por ejemplo, de los funcionarios de los gremios profesionales, de los trabajadores sindicalizados, e incluso de los estudiantes organizados, quienes a través de sus recriminaciones y alegatos terminan, sin darse cuenta, defendiendo la desidia, la irresponsabilidad y la mediocridad, frente a todos aquellos que se atreven a recordarles o imponerles determinados deberes o tareas inherentes a sus obligaciones sociales, laborales o estudiantiles.

En asocio con lo anterior, para la generalidad de estas personas el trabajo carece de todo sentido en el tanto en que lo perciben a menudo como un mal inevitable u obligación social, cuando no una carga impuesta en función de los intereses de terceros, considerados por lo general como explotadores, y no como un servicio y compromiso con la comunidad, menos aún como una posibilidad de autorrealización.

Es debido a esta forma netamente pasivo-agresiva de responder a los requerimientos ocupacionales, que resultan tantos los adultos (al igual que los niños) que dedican las energías a evadir sus obligaciones. Lamentablemente, esta actitud es característica de nuestro contexto social, tanto de índole privado como oficial, gubernamental, e incluso académico y profesional.

Una de las formas más comunes para evadir las responsabilidades y obligaciones, es la carencia crónica de disciplina. Esta ausencia de disciplina se observa por doquier, y las personas hacen gala de irresponsabilidad y desinterés frente a sus compromisos, tanto laborales como incluso personales, motivadas al igual que los niños por necesidades inmediatistas, al adolecer de una evidente incapacidad anticipatoria y proyectiva con respecto a sus actuaciones cotidianas.

A su vez, a partir de esa capacidad anticipatoria, el manejo de las relaciones interpersonales y las responsabilidades personales, sean estas familiares, ocupacionales o sociales (como el manejo del tiempo, del orden, de la disciplina, etc.), se realiza de manera a menudo muy peculiar, con lo que la dinámica se desenvuelve conforme a una característica propia derivada de lo que denomináramos “la cultura del pobrecitico”. Como es lógico suponer, estos patrones conductuales implican invariablemente múltiples situaciones individuales y colectivas de carácter conflictivo, angustioso y castrante. Estas situaciones se traducen luego no sólo en decisiones y tomas de acciones anacrónicas y arbitrarias, que cierran el círculo vicioso en el que se encuentran atascadas la mayoría de las personas, sino que se traducen también en padecimientos orgánicos y psicológicos, progresivamente invalidantes.

En efecto, a medida de la generalización de estos esquemas conductuales, desde el imperio de la“cultura del pobrecito”, la sociedad se ve cada vez más carcomida por el virus de la mediocridad mental, por consiguiente, se ve expuesta a situaciones de estancamiento y subdesarrollo, tanto material como espiritual. Este es el mal tan lamentable que sufre Costa Rica.

Se hace imprescindible recurrir a un cambio radical de visión y de acción, antes de que este mal destruya por completo a nuestra sociedad.

Al estudiar y abordar con mayor detalle estos rasgos peculiares del ser costarricense, al analizar sus orígenes y sus consecuencias, procuramos no sólo identificarlos, sino además hacernos plenamente conscientes de ellos, para encontrar formas de corregirlos (en el plano personal y colectivo), a fin de librarnos de ellos y eliminar sus efectos negativos, tanto para una mejor interacción social como para un verdadero crecimiento y desarrollo psicológico de cada uno y de todos los ciudadanos de este país.

Dr. Pierre Thomas Claudet

La Cultura del Pobrecitico

El lobo de Asís

El Lobo de Asís

Autor: Cipriano Solís Argüello

Ser pensante,
a la persona de la calle
no le digas indigente,
porque al decirle así
le dices que no es gente.

Y él, al igual que tú,
o que aquel,
lo mismo siente.

No le trates mal,
no te burles de él.
No le pegues.
Dale de comer,
dale de beber.

No despiertes la fiera que hay en él,
no sea que le conviertas
en el lobo de Francisco de Asís,
que para sobrevivir
tuvo que matar,
tuvo que robar
y a la montaña
se fue a refugiar.

Clonación

Clonación

Autor: Cipriano Solís Argüello
Dios vive en el mundo
y el templo del Espíritu Santo de Dios
es el cuerpo del hombre,
y habita aquí,
en el corazón de todos nosotros,
seamos buenos o seamos malos.

Pero por lo malo que hacemos
no le permitimos a Él
que haga su función,
que es llevar la Bendición
a cada una de las personas que existen,
porque Él nos bendice a todos por igual,
seamos buenos o seamos malos.

Pero,
lo que más quiere Él
en estos momentos
es que nosotros vivamos como hermanos,
en Fraternidad, Paz y Felicidad
para ver si se vuelve a formar
el Paraíso Terrenal
que Él hizo al principio,
donde plantó al hombre.

Pero el hombre con su maldad
ha destruido todo lo que Dios ha hecho,
y con cada maldad que el hombre hace
le critica, le maltrata
y le pone aún más prisionero
de lo que ya lo tiene.

Y por otro lado
el hombre se autodestruyó,
y no solamente consumiendo drogas,
tomando licor
o matándose los unos a los otros,
sino también construyendo al Hombre Clonado,
el hombre que es hecho en el laboratorio,
que no tiene alma
ni tiene sentimientos,
pero es de gran inteligencia,
el cual prevalecerá posteriormente a la raza humana.

Y en aquellos tiempos,
cuando este hombre ya esté proliferado
en la faz de la Tierra,
los humanos que vayan quedando
volverán a ser esclavos,
y algunos ocupados en segundos servicios.

Pero el hombre no desaparece totalmente,
porque Dios no lo permitirá,
ya que Él le ha prometido al hombre
darle vida en abundancia,
y cuando Él promete algo, siempre lo cumple.

Lo que va a pasar, siempre pasará,
ni Dios lo detiene,
porque si escrito está
Él quiere que se cumpla Su palabra.

Todo, todo termina.
Todo, todo se acaba,
nada es permanente,
sólo Dios y Su palabra
vivirán para siempre.

el saludo vulcano y la bendición sacerdotal

el saludo vulcano y la bendición del Kohen Gadol
el saludo vulcano y la bendición sacerdotal

En esta imagen, cualquier fanático de Star Trek puede fácilmente reconocer al Sr. Spock haciendo el famoso “saludo vulcano“…

Pero, ¿por qué motivo lo hace en una sinagoga?
¿Existe alguna relación?

El actor que dio vida al Sr. Spock, Leonard Nimoy  ha explicado cómo él inventó el “saludo vulcano” basándose en sus recuerdos de cuando era niño y acompañaba a su abuelo a la sinagoga, particularmente en Rosh Hashaná  cuando los kohanim (sacerdotes) recitan el Birkat Cohanim (Bendición Sacerdotal).

Los Cohanim pasan al frente parándose frente a la comunidad con las manos extendidas y los dedos abiertos en V, el resto de la comunidad se debe parar detrás de ellos mientras que se cubren los ojos para no dañarse la vista ante la revelación de la Shejina, la presencia divina, que en ese momento sobrevuela a los Cohanim durante la bendición.

saludo vulcano
saludo vulcano

bendición sacerdotal
bendición sacerdotal

Leonard Nimoy, quien fue criado como judío ortodoxo pero no como sacerdote, daba este saludo a través del Sr. Spock, cuando decía:

“¡ que tenga(n) una vida próspera y larga !”

 

 

 

En memoria de Eduardo Reuven Birmajer

El día 23 de diciembre de 2015 murió el rabino argentino Eduardo Reuven Birmajer, asesinado a puñaladas por atacantes palestinos frente a una de las puertas de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Birmajer era profesor en la influyente yeshivá ( ישיבה) Aish HaTorah, ubicada frente al Muro de los Lamentos en la Ciudad Vieja de Jerusalén, y había dedicado esa última mañana de su vida a enseñar la Torá; fue atacado cuando volvía a su casa después de su trabajo.

Durante una ceremonia en su memoria Marcelo Birmajer,  hermano del rabino, pronunció las siguientes palabras: “Ay, hermoso hermano, no eras el hermano del famoso escritor, no es así, yo era el hermano del rabino, siempre lo dije así, Marcelo era el hermano del rabino Reuvén.”

“¿Quién lo mató? Lo mató Amán, lo mató el Faraón. Pero sobre todo lo mataron los nazis, son los nazis, los que quieren extinguir al pueblo judío. No hay ningún conflicto territorial, no tienen ningún problema político. No hay nada que hayamos hecho mal en la Tierra de Israel, creamos el mejor país del mundo, Israel es el mejor país del mundo, el más humano, el más culto, el más liberal, el más respetuoso de sus minorías, es lo mejor que le pasó al siglo XX, es el país donde más paz debería haber en el mundo.”

“Los palestinos que mataron a mi hermano, son exactamente los hitlerianos que mataron a la familia de mi abuelo, no hay ninguna diferencia. Es una guerra de los idólatras contra el pueblo de Israel.”

LEER MÁS:
http://www.es.chabad.org/library/article_cdo/aid/3178693/jewish/En-memoria-de-Eduardo-Reuven-Birmajer-de-bendita-memoria.htm

 

20 Consejos sobre el dinero y la subsistencia

http://www.tora.org.ar/contenido.asp?idcontenido=2247

 

1) Las palabras vanas y la calumnia llevan a la pobreza. El orgullo también causa pobreza. La solución es dar caridad, que trae bendiciones y prosperidad (Likutey Moharán I, 4:8).

2) La inmoralidad lleva a la falta de sustento (parnasá) (Ibid. 7:5).

3) Mediante la plegaria intensa uno se vuelve merecedor del sustento (Ibid. 9:2).

4) La amargura y la dificultad para ganarse el sustento se deben a la impurificación del Pacto (pegam habrit) (Ibid. 11:4).

5) Para poder atraer la providencia (hashgajá) del Santo, bendito sea, es necesario quebrar el deseo de riquezas. La caridad es el modo de hacerlo. Cuando la persona entrega de su dinero para caridad, enfría el anhelo por adquirirlo. Entonces puede conducir sus negocios de manera honesta y estar satisfecha con su porción en la vida, disfrutando y aceptando con alegría aquello con lo que fue bendecida por el Santo, bendito sea. Debido a que no está desesperada por volverse rica, se ve libre de la constante lucha por la ganancia extra. El peso de esta lucha proviene del cumplimiento de la maldición: “con el sudor de tu frente comerás tu pan” (Génesis 3:19). Con la caridad la persona se libera de ello, y le es considerado como si hubiese presentado una ofrenda de incienso ante el Santo, bendito sea (Ibid. 13:1).

6) El deseo de riquezas es una forma de idolatría. Mientras exista este deseo, el mundo se encontrará bajo la sombra de la ira (jaron af). Pero cuanto más se lo elimine, más se liberará al mundo de la cólera que entonces brillará con la bendición de Su amor. El espíritu de Mashíaj comenzará a difundirse, la comprensión se expandirá y será como si se hubiera reconstruido el Santo Templo. Entonces se revelarán nuevos horizontes de Torá – la Torá destinada a ser revelada en el futuro (Ibid. 2- 5).

7) La gente obsesionada con la idea de la riqueza carece de fe en que el Santo, bendito sea, tiene el poder de darle el sustento sin trabajo de su parte. Por ello se involucran en toda clase de negocios complicados buscando una ganancia extra. Es así que pese a su gran afán y trabajo, terminan comiendo su pan con ansiedad. Están constantemente preocupados y deprimidos. Lo que sucede es que se han unido al “rostro de las fuerzas del Otro Lado” – el dominio de la oscuridad, de la depresión, de la idolatría y de la muerte.

Completamente diferentes son aquellos que salen a trabajar con fe y confianza en el Santo, bendito sea. Estando satisfechos con lo que tienen, están contentos con su porción, sea la que fuere. Ellos saben y creen con una fe perfecta que sólo el Santo, bendito sea, es la fuente de la riqueza y del sustento del hombre – y que Él desea que el hombre haga un pequeño movimiento de su parte para iniciar la cadena de eventos que terminará trayendo su sustento. Estas personas están unidas a la luz del rostro de Santidad, que es el ámbito del brillo, de la vida y de la alegría (Ibid. 23:1).

8) La persona hundida en el deseo de riquezas es esclava no sólo de un tipo de idolatría, sino de todos los cultos idólatras correspondientes a las setenta naciones del mundo. Esto se debe a que todas las formas de idolatría tienen su raíz en el materialismo. Por ello, una y otra vez la Shejiná clama con dolor, “¡Ay del dolor en mi cabeza! ¡Ay del dolor en mi brazo!” (Sanedrín 46). Hay setenta clamores (correspondientes a las setenta naciones) por el dolor en la cabeza y setenta clamores por el dolor en el brazo y ambos suman ciento cuarenta. Esto corresponde a la Guematria de Mamóm (dinero):

9) Otra forma de quebrar el deseo de riquezas es contemplar la raíz espiritual de la cual fluyen los bienes materiales y las bendiciones. Al concentrarnos en la raíz, se disipa el deseo de riqueza material. Pues allí, en la raíz, la alegría es puramente espiritual y brilla con una gran luz. El objeto del deseo, en comparación con ella, es algo totalmente degradado. Sólo un tonto dejaría de lado la alegría espiritual en aras de algún crudo placer. Pero la única manera de obtener estas percepciones espirituales es mediante la auto purificación, tal cual está escrito: “Desde mi carne percibiré a Dios” (Job 19:26). Sólo se podrá contemplar la Divinidad cuando uno se santifique y santifique su cuerpo. Esto explica por qué el remedio básico para el deseo de riquezas es el cuidado del Pacto. Al lograrlo, la persona se ve libre de este deseo (Ibid. 5).

10) Siempre que la persona cae de nivel, ello se debe al deseo de dinero. Es básicamente por esto que la gente cae en la herejía y en la idolatría. Por la misma razón, cuando los enemigos del Tzadik promueven la oposición en su contra, el Santo, bendito sea, los aleja de él, haciendo que caigan en el deseo de dinero. Pues no existe caída más grande. Como regla general, en épocas de controversia y de disputa, cuanto más grande es la pureza con que la persona guarda el Pacto y cuanto más cerca está del Tzadik – quien es la encarnación del Pacto – más grande es su poder para resistir y vencer a sus oponentes. Y cuando ellos caen lo hacen hacia el deseo de dinero. Por esta razón la persona que se ve envuelta en una disputa debe cuidarse mucho de no caer bajo la tentación de la riqueza (Ibid. 3).

11) La mitzvá de la mezuzá es un remedio para el deseo de dinero. Si observas cuidadosamente esta mitzvá el sustento volará hacia tus manos (Ibid. 4).

12) Mientras la persona no quiera gastar dinero en las mitzvot, éstas serán deficientes, pues no habrán entrado en la categoría de la verdadera fe que les da su perfección. Pero cuando la mitzvá es tan preciada a sus ojos que no le preocupa en absoluto deshacerse de su dinero, gastándolo liberalmente en aras de la mitzvá, esto se llama Fe. Pues la esencia de la fe de la persona puede observarse en su relación con el dinero. Cuando la persona quiebra el deseo de riquezas se une al “rostro de santidad” (Ibid. 5).

13) La gente sumida en el deseo de riquezas se encuentra siempre endeudada. Cuando alguien no está satisfecho con lo que tiene comienza a especular financieramente – y se carga con el tremendo peso de la deuda. Toma prestado de otros con la esperanza de obtener grandes ganancias a partir de su inversión. Pero finalmente muere endeudado. Pues aunque al fallecer no se encuentre literalmente endeudado, siempre está en deuda con sus propias pasiones. Hay mucha gente que tiene más de lo necesario para vivir. Pero aun así malgastan sus días corriendo tras las ganancias. Están dispuestos a luchar y a someterse a toda clase de riesgos e inconvenientes en aras del dinero.

De hecho se comportan exactamente como alguien realmente endeudado – excepto que su única deuda es la que tienen con sus propios deseos, que los presionan como si realmente debieran una enorme suma. Y son deudores durante toda su vida y fallecen endeudados – con sus deseos. Ni siquiera una vida les es suficientemente larga como para pagar las deudas que tienen con sus deseos, porque no existe límite para ellos, pues “nadie en este mundo alcanza ni la mitad de lo que desea ” (Kohelet Rabah 1). Debido a su apetito por el dinero todos sus días son días de depresión, de preocupación y de amargura. Cuanto más dinero tiene una persona más depresión y preocupaciones tiene, pues está enredada con la idolatría, que es la fuente misma de la depresión, de la oscuridad y de la muerte. Su dinero corroe los días de su vida con problemas y preocupaciones (Ibid.).

14) Es necesario comprender que todo el dinero ganado de manera deshonesta, al igual que negarse a dar caridad, no es otra cosa que el “juego del tonto”. (Nuestros Sabios establecieron que es necesario dar para caridad entre un cinco y un diez por ciento del ingreso neto, correspondientes al diezmo que debía entregarse a los cohanim). Es un “juego de tontos”, pues el dinero juega con ellos tal como se juega con un niño dándole monedas. Al final el dinero termina matándolos.

El Tikuney Zohar habla sobre este juego del tonto. “¿Quién es el tonto? Es el ´otro dios´, la difteria de los niños. Él les sonríe con la tentación de la riqueza en este mundo y luego los mata. ¿Por qué es llamado un ´niño´? Porque aquellos atrapados no tienen la inteligencia para escapar” (Tikuney Zohar 140a). La única manera de escapar de la tentación de la riqueza es mediante la pureza del Pacto y la cercanía con el Tzadik, quien es la encarnación de la pureza y de quien está escrito, “aquél que es bueno y camina delante de Dios será salvado de ello” (Eclesiastés 7:26). El Tzadik posee verdadera sabiduría y comprensión y sabe cómo escapar de esta trampa. Hasta el hombre más grande necesita profunda sabiduría y comprensión para escapar del dolor y del trabajo que implican ganarse la vida. Debido a esto, la gente común vive en una terrible amargura. Y pierden este mundo y el Mundo que Viene. No existe límite a la amargura de este mundo. Como dice el Santo Zohar: “Si no fuera por la sal el mundo no podría soportar la amargura” (Zohar I, 241b).

Si no fuera por la fortaleza de los Tzadikim, que guardan el Pacto con absoluta pureza y quienes son llamados el “eterno pacto de sal” (Números 18:19), el mundo no sería capaz de subsistir debido a la tremenda amargura producida por el deseo de riquezas. Cuanto más cerca esté la persona del Tzadik, más podrá endulzar esta amargura. ¡Cuánta gente se encuentra hundida en esto! Considera estas palabras y quizás puedas escapar (Ibid.).

15) A cada paso y con cada palabra expresada en el esfuerzo por ganarse la vida es necesario recordar que el único propósito de la ganancia es permitir la caridad. La tzedaká es el tikún para los negocios (Ibid. 29:5).

16) Sólo la persona que “odia la codicia” (Éxodo 18:21), lo que significa que rechaza absolutamente el materialismo, puede adquirir verdadera sabiduría y comprensión y alcanzar una percepción de Dios. Y lo mismo en el sentido contrario (Ibid. 30:4).

17) Cuando la persona encara los negocios con honestidad y fe, renueva su alma – su mente e intelecto. A través de la actividad comercial puede entonces desarrollarse espiritualmente y recibir nueva sabiduría y una nueva alma provenientes de la luz del rostro del Santo, bendito sea. Pero no todos se encuentran en un nivel tan elevado de conocimiento de la Torá como para crecer intelectualmente en la Torá a través de sus negocios. Aun así, el hecho de conducir los negocios con fe y honestidad produce un gran tikún que beneficia a otro judío cuya alma proviene de la misma raíz que la suya, cuyo intelecto se renueva y expande a través de los negocios honestos del primer judío, recibiendo nueva energía para estudiar y dedicarse al servicio del Santo, bendito sea (Ibid. 35:6).

18) Las leyes de la Torá relativas a los asuntos de negocios son relevantes a todas las actividades comerciales. Todo aquél que quiera conducir sus negocios con fe y honestidad deberá ser experto en todas las leyes comerciales para no tropezar en ninguna de ellas (Ibid. 35:6).

19) La persona que quiera conducir sus negocios con fe y honestidad deberá ser muy cuidadosa con su fe. Deberá ser como Rav Safra (ver Makot 24a) y deberá “decir la verdad en su corazón” (Salmos 15:2). No deberá cambiar de opinión, aunque sólo lo haya decidido en su corazón. Si es cuidadosa con su fe, hará que su intelecto y su alma se renueven a través de los negocios sustentados en la fe y en la honestidad (Ibid. 7).

20) Cuando la persona encara los negocios con fe y honestidad, su acción es considerada tan valiosa como las ofrendas diarias y el incienso que se presentaban en el Santo Templo, y cuyo resultado era la eliminación de lasklipot y el ascenso de todas las chispas de santidad allí atrapadas. Su mente se eleva y renueva, y ello le es considerado como si se hubiera reconstruido el Santo Templo en su época (Ibid. 8).

En Memoria de la Invasión de Panamá (1989)

Invasion a Panamá, 20 de diciembre de 1989

Manifiesto a la Nación Panameña
en Memoria del 20 de diciembre de 1989

Exhortamos a la ciudadanía a conmemorar el 25º aniversario de la invasión del 20 de diciembre de 1989 con madurez, honestidad, autocrítica y tolerancia que nos permitan comprender mejor tan dramática fecha, para enfrentarla con valentía y ánimo de cicatrizar heridas que nos mantienen anclados en el pasado, al dividir y polarizar a la nación panameña.

Actores de la invasión

 

El 20 de diciembre de 1989, Estados Unidos de América invadió a la República de Panamá, con la más cruenta acción militar estadounidense del siglo XX en el continente americano. Fue una invasión que marca un punto de inflexión en la historia panameña y latinoamericana, entre la potencia más poderosa del mundo y nuestra pequeña nación.Esta invasión a Panamá puso punto final a la dictadura militar, cómplice de su propio verdugo, hasta que se convirtió en un estorbo a sus intereses. Sobre las cenizas de la invasión inauguramos en Panamá una nueva era de democracia neoliberal, bajo condiciones convenientes al nuevo orden político unipolar y sistema económico mundial que buscaba imponer Estados Unidos de América. También vino sin elementos para la participación ciudadana, intensificó la exclusión y la desigualdad en la distribución de la creciente riqueza de Panamá.

Entre los actores responsables destacan las autoridades de los Estados Unidos de América al decidir la invasión a Panamá, una acción a todas luces excesiva y salvaje que involucró al Departamento de Estado, el Pentágono y la CIA de ese país. Por otra parte, las provocaciones de la tiranía militar de entonces en Panamá, sumadas a la ingobernabilidad nacional, con la declaración abierta de un estado de guerra, señalan responsabilidades inequívocas al régimen de Manuel Antonio Noriega, su Estado Mayor y colaboradores.
Asimismo, dentro de los movimientos de la Cruzada Civilista en Panamá y de las Fuerzas de Defensa, hubo quienes se aprestaron a justificar y defender la invasión. Desde entonces, los gobiernos han ocultado crímenes de guerra cometidos por soldados del ejército estadounidense, como también el número de víctimas y cuantía de daños inmateriales y materiales al pueblo panameño.

 

Significados de la Invasión

 

Estamos ante un complejo episodio de nuestra historia que exige superar la disputa entre civilistas y militaristas; anti yankis y proestadounidenses; democracia y dictadura; del policía del mundo y el narcotráfico, porque la realidad histórica trasciende estas simples dicotomías.A pesar del innegable crecimiento económico, la democracia post invasión ha generado retrocesos políticos, en materia de soberanía, hacia la República del protectorado, o la Patria Boba, que parecían superados a partir del 9 de enero de 1964. Esto explica la proliferación de nuevos enclaves por toda la República: de seguridad, comerciales, turísticos y financieros.

No pensamos que la dictadura militar sería mejor opción. Sin embargo, las justificaciones para la invasión se agotaron frente a nuestra creciente decepción hacia la democracia excluyente, corrupta y desigual que tenemos; la sensación de fracaso frente a la lucha contra el narcotráfico, a pesar de su alto costo en vidas y presupuesto de nuestro erario público; con la pérdida de un proyecto de Estado nacional acompañada de una educación deshumanizada, desmemoriada y sin identidad nacional, que nos desvía del desarrollo humano y la descolonización de Panamá.

Panamá de hoy es resultado del momento de ruptura que constituye la invasión, con la proliferación de los acuerdos y tratados bilaterales entre Panamá y los EUA firmados posteriormente a la invasión sin consulta, soslayando las leyes panameñas, y con perjuicios a los intereses del pueblo de Panamá.

Propuestas

 

1. Exhortamos al Presidente de la República a liderar las iniciativas diplomáticas y jurídicas necesarias, para redefinir las relaciones entre Panamá y los Estados Unidos de América, en un nuevo contexto descolonizador. Abrir las conversaciones con ese país, organismos internacionales o Cortes Internacionales, a fin de que se declare nulo, por inválido, el Tratado de Neutralidad del Canal de Panamá, que compromete la neutralidad que propugna, tanto por los privilegios que contemplan para algunos Estados en el orden de tránsito y de cobro de peajes, cuanto por la falta de un término en su vigencia, lo que resulta antijurídico en el Derecho Internacional. Por otra parte, la jurisprudencia internacional estipula que todo canal internacional tiene que ser neutral, por lo que resulta redundante, en el presente, hablar de un Tratado de Neutralidad para el Canal de Panamá. Comprendemos que fue necesario en su momento para lograr la ratificación de los Tratados de la Administración del Canal, en los Estados Unidos de América. No obstante, a 15 años de una administración panameña del Canal, que ha ganado el respeto y la confianza internacional, y en momentos en que Washington y La Habana rompen el hielo, abriendo una nueva etapa continental bajo la política del buen vecino, debemos aprovechar la coyuntura geopolítica para retomar el proceso descolonizador que alcanzó su fecha cimera con la transferencia del Canal de Panamá.2. Decretar y organizar un año entero para conmemorar el 25º aniversario de la invasión, a partir de ahora, hasta el 20 de diciembre de 2015, impulsando investigación, manifestaciones artísticas y populares, así como una Comisión de la Verdad, que profundicen nuestro conocimiento sobre la invasión de 1989. Invitamos a las autoridades de educación y cultura, públicas y privadas, así como a los medios de comunicación, a que promuevan con madurez política, honestidad científica y solidaridad con el pueblo panameño la recuperación de nuestra memoria histórica.

3. Incluir preguntas sobre conocidos o familiares desaparecidos y bienes materiales destruidos durante la invasión en próximas encuestas estatales y no gubernamentales, así como en el próximo Censo Nacional. De esta forma, podríamos medir la pérdida de vidas y recuperar sus identidades, mientras contabilizamos el costo económico de la invasión para los panameños.

4. Apoyemos el proyecto del “Museo de la Libertad y los Derechos Humanos” de la Fundación Democracia y Libertad, en su intención de recoger científicamente evidencias sobre las víctimas de acciones que atentaron contra su vida, salud y dignidad, en razón de abusos de poder internos y externos, durante toda nuestra historia republicana, sin sesgos políticos ni exclusiones históricas.

5. Reinstauremos sin demora la cátedra de Historia de las Relaciones entre Panamá y los Estados Unidos de América para actualizar contenidos y abordajes que permitan rescatar nuestra historia republicana, mientras planteamos una política internacional, descolonizadora, que supere este binomio de dependencia.

6. Que la Asamblea Nacional declare el 20 de diciembre “Día de Duelo Nacional”, con el fin de rendir homenaje a las víctimas de la invasión y la dictadura, en solidaridad con la nación panameña.

 

¡Por Panamá democrática y soberana!

Comisión de Redacción:

Ana Elena Porras, Richard Morales, Ricardo Ríos, Eduardo Flores

República de Panamá, 20 de diciembre de 2014

La Globalización



La Globalización

Dr. Nathu Ram Verma

La Globalización es un ciclo de creación y destrucción de valores. Cuando surgen épocas de crisis financiera, de severos golpes a la economía y circunstancias conducentes a un desastre económico, se rompen entonces los ciclos de la Globalización. Luego, el proceso vuelve a comenzar de nuevo.

Las crisis financieras resultan incluso más dañinas y letales que la Globalización, pues provocan una destrucción de los valores mucho más intensa y profunda, y toma luego mucho más tiempo, antes de poder reanudar la construcción del proceso.

Además, las consecuencias de las crisis financieras son aún más difíciles de reparar, debido a que sus causas surgen a través de un largo tiempo, y estas causas además no resultan del todo claras. Por eso, quienes tienen la responsabilidad de definir las políticas andan a tientas en la obscuridad. Como resultado, se dice que cualquier crisis financiera puede normalmente durar tanto tiempo como siete a diez años. A su vez, durante una crisis financiera, cualquier proceso de globalización es retrasado o incluso detenido.

La Globalización no involucra solamente bienes, capital y mano de obra. También se refiere al movimiento de ideas y tecnología. Las ideas y la tecnología generan un nuevo sistema de valores. La Globalización implica también la transferencia de música, arte, arquitectura, bellas artes y otros bienes culturales.

Es posible abordar el amplio tema de la Globalización, considerando los siguientes subtemas:

1. Perspectiva Histórica,

2. Gran Depresión,

3. Gran Recesión,

4. Gran Recesión y Globalización,

5. Creación de Nuevos Valores,

6. Arquitectura Política.

1-) Perspectiva Histórica:

El proceso de Globalización más antiguo que se conoce, se dio entre las civilizaciones Mohanzodaro y Harappan, entre el subcontinente Hindú y la Babilonia, hace más de 4000 años. Esto ha sido plenamente fundamentado mediante pruebas arqueológicas.

El Imperio Romano fue una civilización muy fuertemente orientada hacia el comercio, y sostuvo un intenso intercambio comercial con la India. Tanto así, que el historiador romano Plinio se lamentaba sobre la fuga del oro romano hacia la India.

Durante siglos, la India continuó siendo un exportador de ideas, pueblos y tecnologías. Bibliotecas enteras fueron traducidas por intelectuales chinos, desde el Sánscrito y el Pali, hacia la lengua china.

Fa Hien y Huang Tsan no sólo tradujeron textos hindúes; al mismo tiempo legaron valiosos relatos históricos sobre la India de aquellos tiempos. Desde la China, las ideas de la India viajaron hacia Corea y Japón. La Indochina es un gran ejemplo y testimonio de una Globalización promovida por la India. Su lengua, costumbres y religiones pueden encontrarse en todas partes en Ceilán, Myanmar, Indonesia, Tailandia, Camboya, Vietnam, e incluso tan lejos como las Filipinas.

Posteriormente, la China también se unió a esta gran aventura. La Globalización entonces generó una gran prosperidad sin precedentes.

La India continuó siendo la gran potencia económica global, hasta el Siglo X. Más adelante, la China se unió en esta carrera hacia la prosperidad, de manera que estos países ocuparon los dos primeros lugares como potencias económicas, hasta 1800. A lo largo del tiempo hubo algunos altos y bajos en el ciclo global, pero la tendencia general se mantuvo de manera sostenida hacia el crecimiento.

2-) La Gran Depresión:

En épocas más recientes, desafortunadamente, los procesos de Globalización hacia el final del siglo XV, el inicio del siglo XVI e incluso en el siglo XVIII, terminaron en guerras seguidas por caos y crisis.

Un moderno proceso de Globalización surgió desde mediados del siglo XIX hasta inicios del siglo XX, a raíz de la revolución en el transporte, provocada por la introducción del buque de vapor, el ferrocarril y la comunicación transatlántica mediante cables. A esto se le suele llamar la Segunda Revolución Industrial.

La Gran Bretaña les robó la ventaja a otros competidores como España, Portugal, Los Países Bajos, Francia y Alemania. Así, la Gran Bretaña se convirtió en el poder hegemónico mundial.

La Primera Guerra Mundial infligió un severo golpe a la Globalización, y los años posteriores entre ambas guerras resultaron caóticos, en términos de las finanzas y la economía. El costo de las reparaciones de guerra y los malos manejos financieros provocaron un serio problema económico que luego generó la hiperinflación en Alemania. Esto destruyó a la República de Weimar, preparando así el terreno para la Segunda Guerra Mundial.

Los años entre las dos guerras estuvieron marcados por la Gran Depresión. Todo inició con una severa caída en el índice Dow Jones en 1927, pero la mayor y más grave volatilidad del mercado de valores se vivió hasta 1929. Esta fue la gran crisis de los mercados. Luego en 1931 comenzó una crisis financiera aún más seria e insuperable, lo cual hizo que un fenómeno que afectaba meramente a los mercados de los Estados Unidos se extendiera y deviniese en una Gran Depresión.

El índice en el Mercado de Valores de Nueva York, el cual era de 381.61 el 3 de setiembre de 1929, el año del gran colapso, cayó hasta apenas 40.56 el 8 de julio de 1932. El Producto Interno Bruto de los Estados Unidos se contrajo, desde $103.1 billones en 1929, hasta sólo $58 billones en julio de 1932.

Los inversionistas perdieron más de $200 billones, como resultado del colapso en el mercado de valores. Hasta la fecha, no se ha podido encontrar ninguna razón convincente para explicar una semejante caída tan estrepitosa. De hecho, la mayoría de los estudios sobre la confianza en los mercados elaborados durante ese tiempo no permiten entender qué pasó realmente.

El economista Paul Krugman propuso en una ocasión: “¿Puede una pequeña causa generar grandes efectos? Sí, sí puede. Después de todo, a Gran Depresión no tuvo del todo ninguna causa que fuese obvia”. El Presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, se refirió a este punto en términos aún más dramáticos, señalando que “comprender lo sucedido en la Gran Depresión equivale al Santo Grial de la macroeconomía”.

Las crisis bancarias se volvieron aún más insuperables y difíciles de abordar. Todo comenzó con la caída de un pequeño e insignificante banco en Austria, pero entonces la crisis se extendió a Hungría y luego a Alemania. Al inicio, afectaba sólo a los bancos pequeños, pero pronto los grandes bancos también comenzaron a fracasar en Alemania.

Alemania tomó medidas correctivas, cuando el Reichsbank creó la figura de un “mal banco”, donde pudiesen ser colocadas las carteras deficientes para que los bancos pudiesen “sanear” su contabilidad.

El gran malestar no podría ser controlado, y Alemania se vio obligada a declararse en quiebra, al no poder pagar su deuda externa en 1933. Un país tras otro en Europa comenzó a abandonar el patrón oro, rindiéndose ante la vulnerabilidad de un tipo de cambio fijo.

La bestia ya no podía ser domesticada. El colapso bancario en Europa generó una gran incertidumbre financiera, e impulsó a los bancos a exigir el pago inmediato de los créditos, lo cual empujó a la economía de los Estados Unidos hacia la Gran Depresión. En ese entonces, la mayoría de los bancos en Estados Unidos eran pequeños y locales, lo cual los hacía aún más vulnerables.

La Gran Depresión en los Estados Unidos no solamente provocó la miseria económica y la destrucción de lo que había sido una considerable abundancia… además, el impacto psicológico fue muy determinante. Un hombre se disparó en el pecho en el propio edificio del Mercado de Valores de Chicago. Varias personas saltaron de las ventanas en el Mercado de Valores de Nueva York. Un evento memorable se dio cuando dos hombres, unidos de la mano, saltaron juntos hacia la muerte… ellos tenían cuentas mancomunadas.

Si al parecer no había razones obvias para la gran tensión en el Mercado de Valores, en cambio sí hubo varias para la gran crisis financiera posterior. La hiperinflación en la República de Weimar (Alemania) y la destrucción y desaparición de los registros contables de los bancos alemanes se cuentan entre muchas otras razones.

El costo de las reparaciones de guerra era muy pesado. El capital fluía entre diversos países; los bancos estaban interconectados a través de los países e incluso a través de los océanos. De esta manera, el contagio se produjo de manera muy rápida y extensa.

El malestar económico y financiero fue muy seriamente agravado por la adopción de políticas erróneas de parte de los gobiernos nacionales. No era un problema simple. El desplome de los mercados de valores en los Estados Unidos en 1929 generó diversas reacciones que procuraban aliviar el problema, pero la gran crisis financiera global posterior, requería de algún otro tipo de respuesta diferente.

En tiempos de una grave crisis ampliamente extendida, en vez de promover políticas de expansión monetaria, los Estados Unidos adoptaron una política contraria de reducir el flujo monetario. En cambio, los bancos requerían precisamente tener mayor acceso al capital. Su recapitalización era necesaria, y en la ausencia de las políticas correctas que se hubiesen requerido, el crédito se agotó por completo. En el tiempo del régimen de caída de precios, nadie sabía con exactitud cuánto podían valer los activos de los bancos.

Los préstamos interbancarios se paralizaron; nadie estaba seguro de quién podría responder. En otras palabras, se perdió la confianza.

A simple vista, resultaba muy evidente que el fallo en el rescate de los bancos significaba que la política había sido completamente equivocada, entre varios otros errores y fracasos. En esa época, hablar de un “rescate bancario” era igual a decir una mala palabra. Los gobiernos también iniciaron sus políticas proteccionistas.

Aquí cabe mencionar la Ley de Aranceles Smoot-Hawley, en los Estados Unidos, pues la cooperación internacional para resolver el problema fracasó.

Para la Gran Depresión, el advenimiento de la Segunda Guerra Mundial resultaba conveniente. Aunque implicaba una horrible tragedia para la humanidad, la guerra ayudó a contener los severos problemas económicos, pues el enorme gasto bélico estimuló a la producción.

La economía mundial recibió un fuerte impulso y la Gran Depresión logró ser contenida. Pero los efectos posteriores duraron mucho más tiempo. Los precios de algunas acciones nunca lograron recuperar el nivel que tenían antes de la depresión, sino hasta 40 años después.

En resumen, la Gran Depresión significó una gran crisis del capitalismo. Esa época de caos económico total hizo que el ciclo de la Globalización se terminara.

La Segunda Guerra Mundial y el fin del ciclo de Globalización, significaban de igual manera un fracaso de la política. La debilidad británica, que ya resultaba visible hacia el final de la Primera Guerra Mundial, se volvió aún más prominente. Casi cayó en la bancarrota.

En 1945, los Estados Unidos producían el 50% de toda la riqueza mundial, por lo cual eran sin duda el país más poderoso del mundo. El manto de la hegemonía mundial recayó en hombros de los Estados Unidos.

Incluso después de la Primera Guerra Mundial, los Estados Unidos eran la opción más obvia. Sin embargo, cuando fue necesario que asumieran una verdadera posición de liderazgo mundial, no lo hicieron.

Al contrario de lo que se pudiese pensar, en términos de que el proceso de Globalización por sí mismo ha de promover la paz y el desarrollo, la lección que nos ofrece la historia enseña que invariablemente la Globalización conduce hacia la guerra, el caos y la destrucción.

Sin embargo, después de todo, sólo cuando existe paz puede florecer el movimiento de bienes, capital, mano de obra, servicios, ideas y tecnología. Este es uno de los grandes dilemas de la humanidad.

 

3-) La Gran Recesión:

Luego de terminar la Segunda Guerra Mundial, al emerger un nuevo poder hegemónico mundial, siguió un largo ciclo de Globalización. Aunque ha enfrentado algunas crisis económicas y financieras, no han sido suficientemente fuertes para detener el progreso del movimiento global de cuanto es esencial, hasta su reciente caída en el año 2007.

En breve, las crisis que aquí intervienen son la caída del Mercado de Valores de los Estados Unidos en 1987, la crisis financiera de Asia durante 1997 y 1998, la crisis de la deuda Argentina y la crisis de las “punto-com” en los años 2000 y 2001.

Con excepción de la crisis de las empresas de Internet “punto-com”, los demás episodios ocurrieron en países en desarrollo y fueron contenidas muy rápidamente. Occidente se dio a la tarea de “sermonear” al Oriente, y el FMI prescribió el remedio (el cual fue atacado por líderes como Mahathir).

El proceso de Globalización entonces no se vio afectado negativamente, de hecho más bien se aceleró. Visto en retrospectiva, puede decirse que la Globalización se volvió aún más popular, cuando la China y la India lograron sacar de la  miseria a millones de personas.

La India llegó en un momento a considerarse un caso que requería ayuda internacional a nivel de la canasta básica, sufriendo un grado de miseria a un nivel sub-Sahariano.

Con la liberalización económica de 1991 y con la aceptación del proceso de Globalización, la India hoy en día se cuenta como un tigre económico, con unos niveles mágicos de crecimiento, elevando a casi 300 millones de personas al nivel de la clase media.

Con gran agrado la India comenzó a compartir su fortaleza monetaria y experiencia tecnológica con países necesitados. Entonces, el debate sobre la Globalización se trasladó, desde los extremos de la izquierda y la derecha, hacia un escenario centrista. Los anteriores opositores de la Globalización se convirtieron en sus nuevos adeptos.

No es que del todo no hubiese opositores, pero las instituciones globales no eran objeto de sus críticas más severas, salvo algunas excepciones

Esto fue hasta el año 2007, con la erupción de la crisis del sector hipotecario “sub-prime”, lo cual representaba una parte más bien pequeña del mercado inmobiliario estadounidense.

La hipoteca “sub-prime” tiene una larga historia y es debida a motivos diversos. Durante la administración Clinton se decidió que, para lograr que el “Sueño Americano” se hiciese realidad, era recomendable hacer que la adquisición de casas fuese más accesible para los estadounidenses. Por lo tanto, las regulaciones se volvieron mucho más flexibles, haciendo que el acceso a préstamos fuese más fácil.

Las hipotecas se otorgaban incluso a aquellos que no tenían fuentes conocidas de ingreso, ni capacidad de pago, con un pago mínimo o incluso sin necesidad de pagar prima del todo, con un porcentaje de interés inicial que era engañosamente bajo. Estas hipotecas “sub-prime” eran debidamente certificadas y luego eran fragmentadas y redistribuidas en diversos nichos diferenciadores que debían reflejar distintas probabilidades de recuperación del crédito.

A esta innovación financiera se le llamó algo así como “Obligación de Deuda en distribución Colateral” (Collateralised Debt Obligations – CDO). Supuestamente debían ser derivados de derivados de derivados…

Una segunda innovación financiera surgió con los Credit Default Swaps (CDS), algo así como “Instrumentos de Intercambio de Créditos Morosos”… El mercado de los CDS llegó a alcanzar $62 trillones, cuatro veces el Producto Interno Bruto de los Estados Unidos, equivalente además al total del PIB de todo el planeta entero.

Los CDO’s no solamente fueron consecuencias de la desregularización; de hecho, eran particularmente productos de la codicia de Wall Street. En los días de bonanza, la contribución del sector financiero al PIB era cercana a un 10%, mas captaba hasta un 40% de todas las ganancias. Empleados bancarios podían recibir bonificaciones exorbitantes.

Se dice que Alan Greenspan señaló en alguna ocasión que resulta bien difícil detectar la formación de una burbuja, pero una vez que ésta explota, es posible limpiar el desorden rápidamente.

De igual importancia, o aún más importante incluso, resultaba la falta de supervisión a nivel interno en los bancos. De hecho, el concepto de riesgo tuvo una completa mutación.

Este fenómeno puede verse bien representado en las actividades de Jerome Keriviel, un empleado insignificante de la Sociéte General, quien puso al banco de rodillas cuando lo hizo sufrir masivas pérdidas. Mientras Keriviel le trajese ganancias al banco, éstos se hacían la vista gorda de sus actividades. Cuando fracasó, sus superiores lo convirtieron en un chivo expiatorio. En términos generales, los bancos estaban ganándose una generosa comisión mercadeando productos de dudosa procedencia.

El contagio fue a nivel planetario. Aquellos que levantaron la alarma eran considerados débiles y faltos de carácter, y en algunos casos fueron despedidos. Prince, el anterior Gerente General (CEO) del Citibank, lo puso en términos algo graciosos: “hay que bailar mientras continúe la música”

Pero la música terminó, y el baile también…
¡a un costo gravísimo! La economía mundial resultó devastada.

No solamente la economía de Islandia se arruinó, mas el propio gobierno también cayó. Irlanda, que antes fue considerada como un “tigre céltico”, tuvo que morder el polvo.

Esto no es el final, pues las consecuencias están aún revelándose. En resumen, el alto nivel de riesgo se distribuyó por todas partes, pues los bancos pensaban que estaban comprando instrumentos de bajo riesgo con muy altas ganancias.

Los signos de debilidad económica ya comenzaban a ser visibles en los Estados Unidos desde 1927, cuando Bear Stearns liquidó sus dos fondos de cobertura (hedge funds) que tenían mayor exposición al “sub-prime”. Freddie & Fannie anunciaron en febrero de 1927 que ya no comprarían las hipotecas “sub-prime” más riesgosas. Pero el primer signo de que podrían haber serios problemas surgió en Europa con la caída de los dos bancos alemanes. Los bancos comenzaron a preocuparse sobre la solvencia de sus contrapartes.

El punto crucial se dio en los Estados Unidos cuando Bear Stearns amenazó con declararse en bancarrota. La Reserva Federal rápidamente hizo arreglos para que Bear Stearns fuese comprada por JP Morgan Chase, a un precio ridículo de $2 por acción, cuando en realidad sólo las oficinas centrales de Bear Stearns valían más que la totalidad del monto transado. Los expertos concluyeron que Wall Street era incapaz de manejar la situación.

El siguiente fue el banco suizo UBS, cuyos manejos aparecían muy nebulosos. El salvamento del Bear Stearns y el mayor involucramiento de los federales no logró detener el creciente malestar financiero. El siguiente fue Freddie & Fannie, quienes finalmente fueron puestos bajo control del gobierno.

La verdadera bomba explotó en marzo del 2008, cuando la debilidad del Lehman Brothers resultó más que evidente. En setiembre del 2008, Lehman Brothers se hundió completamente.

Muy cercano a Lehman Brothers fue el incidente del Merril Lynch; sus acciones valían $30 billones y sus activos $1 trillón, era una situación completamente insostenible. Finalmente fue vendido al Bank of America.

El fracaso del Lehman provocó asimismo una gran tensión en el AIG, el cual era demasiado grande para caer, pero terminó siendo completamente intervenido y asumido por el gobierno.

De manera paralela, el Citibank recibió una gran ayuda privada proveniente del Medio Oriente, y el Gobierno de Estados Unidos también le inyectó una extraordinaria cantidad para mantener el Citibank a flote. Por otra parte, Warren Buffet inyectó liquidez en otro banco estadounidense.

En resumen, incluso desde 1927 resultaba claro que el problema financiero era sistémico. Por lo tanto, se hicieron masivos esfuerzos para mantener a las instituciones financieras a flote. Se generó una masiva inyección de liquidez, que incluía la creación porcentajes de interés de casi 0%.

Sin embargo, a pesar de todos esos esfuerzos, el haber sido negligentes al haber permitido el hundimiento del Lehman, hizo que el salvamento llegara demasiado tarde, pues ya había iniciado una reacción en cadena.

Sin embargo, afortunadamente los Estados Unidos lograron aprender una profunda lección, a raíz de su experiencia en la Gran Depresión. El gobierno contempló un amplio plan de rescate bancario, al cual se le denominó TARP. Pero este plan pronto tuvo que ser modificado, pues la valoración de “malos activos” se convirtió en un enorme problema.

Para calmar a la bestia, se le arrojó un jugoso paquete valorado en trillones, en la forma de dos planes de estimulación, además de otros dos planes denominados “Quantitative Easing” (QE), algo así como “facilitación cuantitativa”. Como ya se mencionó, el porcentaje de interés era reducido a casi cero. En otras palabras, se creó una gran liquidez. De esta manera, se logro impedir que la Recesión se convirtiese en una Depresión.

Siguiendo sus lineamientos, la Oficina Nacional del Concejo Económico (National Bureau of Economic Council), la agencia estadounidense encargada de prever los ciclos económicos, declaró el final de la Recesión en el año 2009. El crecimiento empezó a mostrar algo de vida, pero luego trastabilló y cayó a un nivel más bajo en el segundo trimestre del 2011. El desempleo creció hasta un 9,20%, y la optimista esperanza en una rápida recuperación comenzó a alejarse cada vez más, en parte debido a que no puede esperarse un crecimiento sostenido si no son antes eliminados los excesos de pasado. Además, gran parte de esta liquidez viajó hasta los países en desarrollo, en procura de obtener un mayor rendimiento.

Algunas gotas de agua caliente se derramaban del tubo, pero a su vez generaron problemas en los países en desarrollo, quienes se vieron en la necesidad de neutralizar este flujo. De esta manera, Brasil creó un impuesto del 2%. La India sufrió una inflación, a pesar de su capacidad para absorber liquidez. Existen rumores con algún grado de credibilidad, sugiriendo que es bastante probable una grave recaída en la economía de Estados Unidos y del mundo entero.

Algunas analogías históricas pueden quizás ofrecernos algo de luz al respecto. La crisis bancaria de China en 1998 provocó pérdidas de $400-500 billones. La crisis de Japón en los noventas costó 100 trillones de yenes. La crisis bancaria de Suecia en el inicio de los noventas costó entre un 2% y un 4% del PIB. La crisis por la moratoria de la deuda Argentina costó casi 55% del PIB. Los Estados Unidos, al parecer, ya han gastado un 5%. La Recesión normalmente conduce a un 10% de moratoria en las obligaciones corporativas, y hasta el momento en los Estados Unidos han alcanzado un 1,80%. De manera que CDS (Credit Defaut Swaps), que podríamos denominar “Instrumentos de Intercambio de Créditos Morosos”, están ahora tambaleándose.

 


4-) La Gran Recesión y la Globalización:

La Gran Recesión provocó un efecto depresor en la Globalización. El Capital voló de regresó a un sitio seguro, y el movimiento de la mano de obra se ralentizó. Los Estados Unidos restringieron severamente las Visas tipo H-1, y la retórica proteccionista es pan de todos los días. El Presidente Obama dijo recientemente que los estadounidenses no deberían viajar a la India por razones médicas. Los Estados que exportaban trabajos al exterior impusieron nuevas obligaciones. El Estado de Ohio del todo prohibió el “out-sourcing” (el término “out-sourcing” puede entenderse como la práctica de contratar la mano de obra en otro país, para ahorrar pagando menos que los salarios locales).

Empezaron a surgir barreras no arancelarias, para combatir y contrarrestar el libre comercio. A pesar de la elegante retórica del G-20 sobre mantener el flujo del libre comercio, en la práctica esto no está sucediendo. En resumen, la Globalización está detenida.

El capitalismo en su versión Anglo-Sajona está siendo fuertemente criticado, mientras se alaba el capitalismo europeo. Algunos incluso alaban el capitalismo de Estado. La Canciller alemana Angela Merkel nos exhorta hacia un “capitalismo con conciencia”. El Presidente de Francia Nicolás Sarkozy ha traído a flote una serie de nuevas ideas; ha nombrado una comisión que incluye a personalidades que han merecido el Premio Nobel, tal como Amartya Sen y Joseph Stiglitz, además de otros individuos distinguidos, y les ha encomendado el estudio del bienestar humano más allá del PIB (esta comisión ya entregó su reporte).

En la Cumbre del G-20 que tuvo lugar en Londres en el 2009, el Primer Ministro de India Manmohan Singh, habló en un tono plano y monótono como el de un profesor (de hecho él antes fue un profesor), en contra del capitalismo sin supervisión.

5-) Efectos en el Sistema de Valores:

En estos días de incertidumbre, resulta difícil percibir si estamos contemplando una inflación o una deflación. Actualmente, los precios de los alimentos y las materias primas están subiendo, mientras otros artículos presentan una tendencia a la baja. No podemos valorar correctamente los factores de la producción.

A nivel social esto está teniendo un efecto devastador. La clase trabajadora está menguándose, pues los salarios están cayendo. En cambio, la clase alta sí tiene cómo amortiguar las consecuencias, pues pueden suavizar los efectos de este ciclo comercial mediante la diversificación. Los exportadores de materia prima y de petróleo están prosperando. El desequilibrio comercial a nivel nacional y a nivel internacional está creciendo.

Las consecuencias más graves las sufre la clase media. El ejemplo de Alemania resulta escalofriante. En el período entre las dos guerras, al verse amenazada por la inflación, la clase media alemana se degradó y se hizo viciosa. El Nazismo ingresó entonces, con sus efectos absolutamente devastadores para todos.

Sobre cómo va a reaccionar la clase media estadounidense, más allá de los que estamos atestiguando hoy, es algo que aún no puede predecirse. La severa reacción de la extrema derecha ha vuelto a ese país prácticamente ingobernable. ¿Qué es lo que está aún por venir? La clase media estadounidense se siente amenazada por la clase media del Asia.

El efecto de la Gran Recesión en la cátedra de las escuelas de negocios ya comienza a ser visible. El público siente que los grandes ejecutivos deberían trabajar para ellos y para el medio ambiente, en vez de trabajar exclusivamente para beneficio de los accionistas.

Hace casi dos décadas comenzó a flotar una idea generada por Nitin Nohria, un profesor en Harvard, de origen hindú, quien es actualmente el decano de la Facultad de Negocios. Esta idea ha comenzado ahora a ser desempolvada, y se refiere a la introducción de la ética en la enseñanza de los negocios.

Otra Universidad en Massachusetts ha creado recientemente un nuevo puesto para un profesor de ética en la Facultad de Negocios. Este puesto es actualmente ocupado por Deepak Chopra, un gurú de origen hindú, quien aparentemente no tiene una experiencia significativa en los negocios.

Aún está por verse cuál será el efecto final que la Globalización ha de ejercer sobre la transferencia de tecnología. Muchas firmas de alta tecnología que se han establecido en la India están desarrollando investigaciones y ofreciendo innovaciones de altísimo nivel. Esta labor de investigación es desarrollada por ingenieros y científicos hindúes.

La duda respecto a si estas investigaciones le pertenecen a la India o a los Estados Unidos, resulta una cuestión que aún no tiene respuesta. Estas investigaciones no pueden ser protegidas o patentadas, pues viven en la mente de los hindúes que las desarrollan. Ellos podrían abandonar en cualquier momento e iniciar sus propias compañías, como ya ha sucedido en la industria de las tecnologías de la información (IT). Los Estados Unidos no pueden llevarse estas investigaciones de regreso a su país, pues no cuentan con suficientes ingenieros y científicos. Esto presenta un gran desafío para la post-globalización.

¿Qué sucederá con las firmas transnacionales, donde la toma de decisiones se da en una forma difusa? Una jerarquía estricta es imposible. Ningún negocio a nivel internacional puede ser dirigido mediante una toma de decisiones rígida y centralizada. Cada centro es una unidad generadora de ganancias, y maneja su propia toma de decisiones.

Sobre la manera en que el nuevo sistema de Globalización ha de afectar estos fenómenos, aún no es posible preverlo, pues el proceso se encuentra aún en evolución. Con toda certeza, es posible asegurar que las transnacionales no van a desaparecer, ni ahora ni nunca.

¿Qué sucederá con el empleo? Las antiguas oportunidades de empleo están desapareciendo. Los trabajadores deben ser nuevamente entrenados para ejercer nuevas labores. Es posible que estos nuevos trabajos no surjan en el sector productivo, sino que más bien pueden virar hacia una economía del conocimiento. Será una carrera contra el tiempo, donde quienes lleguen primero cosecharán los beneficios de tener la ventaja. Esto representa un nuevo desafío para la nueva Globalización emergente.

La lista podría extenderse ad-infinitum, sin embargo prefiero terminar aquí, pues ya han sido planteadas suficientes preguntas, cuyas respuestas podrían tomar varios años y generaciones por venir. Conozco lo que la India está haciendo para ganar en esta carrera, mas prefiero guardar silencio, pues prevalece un abismo agudo entre las ideas y la implementación de las mismas.

Ni deseo generar euforia, ni deseo provocar depresión. Deseo mantenerme como observador, atestiguando cómo los diversos países, incluyendo a la India, generan soluciones ante los desafíos de este nuevo período post-Globalización. Con certeza, un nuevo proceso de Globalización ha de surgir, tarde o temprano, entre las cenizas de su pasado.

 

6-) Arquitectura Política:

6.1 Estados Unidos

La Gran Recesión ha deshecho el proceso de Globalización. Han emergido nuevos actores. La guerra no parece algo inevitable. Sin embargo, el cambio sí es inevitable y debería ser inminente. Estados Unidos está sumergido en un gran enredo político y económico. Es probable que se viva un crecimiento económico anémico, durante algún tiempo. Algunos, incluso, están prediciendo que se podría experimentarse una “década perdida”, como sucedió en el Japón.

En definitiva, su paso lento ha de significar una oportunidad para el avance en esta carrera, de otras economías que tendrán un rápido desarrollo. Respecto a si China ha de superar a los Estados Unidos, y en cuanto al momento en el que esto habrá de suceder, es un tema que aún se debate.

El Premio Nobel Paul Samuelson ha dicho, en uno de sus artículos, que china ha de alcanzar a los Estados Unidos, mas posiblemente en el próximo siglo. Una visión optimista sugiere que esto podría suceder tan pronto como en una década.

En todo caso, debe aceptarse el hecho de que los Estados Unidos ya no serán la única potencia económica. Tendrá que compartir el espacio con otras potencias emergentes, como la China y la India. Consecuentemente, su peso y “músculo” político se verá reducido, y tendrá que aprender a convivir con la disensión, con la existencia de diferentes visiones en el concierto internacional. Tendrán que aprender que ya no podrán simplemente imponer su visión a los otros países.

Un aspecto que resulta absolutamente indiscutible, es que los Estados Unidos continuarán siendo una invencible potencia militar, incluso en un futuro distante. Ningún país podrá igualar su capacidad de fuego. Sin embargo, las victorias en un sentido tradicional, resultarán difíciles.

En el mejor interés de los propios Estados Unidos estará la utilización de una fuerza más suave (política), en vez de imponerse mediante la fuerza bruta. En resumen, Estados Unidos continuará siendo una potencia hegemónica, pero ya no será la única potencia hegemónica.

 

6.2 China

China está en la gran carrera, reduciendo su distancia con respecto a los Estados Unidos. Incluso si llegara a alcanzarle según algunos indicadores, no es lo mismo que hacerlo en términos absolutos. No debemos olvidar que los Estados Unidos mantienen un amplio arsenal de armas con las que podrían retrasar a China, si así desearan hacerlo.

Incluso China, con su gran peso muerto, podría desacelerarse considerablemente en el futuro. Las presiones inflacionarias están creciendo. Además, China tiene que pagar el costo de la degradación ambiental, así como atender la salud y las pensiones para sus ciudadanos. De igual importancia es el hecho de que China está a punto de alcanzar su clímax demográfico. Invariablemente, reducirá su productividad y ralentizará su crecimiento.

Aún más importante resulta el hecho de que su filosofía política podría representar uno de los mayores obstáculos. En un sistema totalitario es fácil implementar políticas a tiempo y con gran eficiencia, pero resulta infinitamente difícil aplicar reformas profundas. Su sistema político puede significar su principal talón de Aquiles.

Por otra parte, China mantiene reclamos casi imposibles con casi todos sus vecinos. Tiene disputas territoriales respecto al Mar del Sur de China. Reclama a Taiwan. Con tantas dificultades, ¿cómo podría China convertirse en una potencia hegemónica mundial? Posiblemente en su área cercana de influencia sí lo sea, pero probablemente no lo será en todo el Asia. Tendrá que negociar y llegar a términos amigables con la India, Japón y Australia.

Occidente, e incluso el resto del mundo, mantienen ideas románticas respecto a China. Desafortunadamente, estas creencias tendrán que ser abandonadas.

 

6.3 India

La India es la segunda economía de más rápido crecimiento en el mundo. Es democrática, y es caótica. Las decisiones toman una eternidad antes de lograr ser implementadas. Incluso la adquisición de terrenos para establecimientos industriales resulta complicada y difícil. Las partes afectadas acuden incluso hasta la Corte Suprema.

Pero la democracia representa igualmente su mayor fortaleza. Con el consentimiento del pueblo, resulta posible implementar decisiones profundas y difíciles. La India ha sido bendecida con la ventaja demográfica. Los expertos estiman que el crecimiento de la India excederá el crecimiento de la China en un futuro cercano.

Está muy consciente de que las nuevas generaciones requieren una educación adecuada y útil, si han de convertirse en agentes productivos de la economía y del auge demográfico. Dirigiéndose hacia esta visión, la India planea establecer 1500 universidades internacionales, cuyos estándares de calidad estén a nivel internacional, con un cuerpo académico internacional, que ha de recibir asimismo una remuneración de nivel internacional. Sin embargo, quizás resulte sabio recordar aquella regla nunca escrita: las cosas suceden cuando tienen que suceder. Por lo tanto, es preferible no apostar sobre esto, pero sin duda representa una visión optimista y entusiasta hacia el futuro.

Con una certeza minimalista podemos señalar que la India está destinada a convertirse en una gran potencia, debido a su tamaño, su población, su talento y sus recursos. Y obviamente, ha de convertirse en un poder hegemónico regional. A quién habrá de superar en el futuro y a quién no, resulta una pregunta completamente irrelevante.

 

6.4 Japón

Debemos tener presente que existe el Japón, y no es precisamente un peso pluma. Ha de superar sus problemas para convertirse en una potencia internacional, y en un poder hegemónico regional.

 

6.5 Australia

Australia es un país desarrollado con gran riqueza en recursos. Habrá de desempeñar un importante y útil rol en el futuro de la arquitectura política.

 

7-) Conclusión:

A manera de conclusión, deseo recordar que en la década de los ochenta, se esperaba que Japón habría de superar a los Estados Unidos. En cambio, hoy vemos que los Estados Unidos están realmente a punto de ser superados por China. Sin embargo, en cuanto a si China llegará a superarles de una manera definitiva, no existe aún certeza.

Mi visión del futuro es que han de existir diversas potencias hegemónicas regionales, como ya ha sido mencionado antes.

Previendo la posibilidad de que China no lograra prepararse a sí misma para una transición pacífica y por ende generase conflictos, ya está en camino la organización de una coalición de diversas democracias como India, Japón, Australia, Corea del Sur, y por supuesto, los Estados Unidos.

Asimismo, puedo visualizar que las instituciones internacionales tendrán que pasar por una importante transformación, para que puedan reflejar las nuevas realidades y puedan satisfacer a los nuevos poderes emergentes.

La hegemonía del Occidente en las instituciones internacionales, como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, deberá cambiar para reflejar la presente realidad.

Para sostener estas expectativas de cambio en las instituciones internacionales, debemos asumir que China lograra sumarse al concierto de las naciones de una manera pacífica, sin volcarse de manera violenta desde su posición actual. Además, China debe tener presente que los Estados Unidos no permitirán que China se convierta en una única potencia hegemónica, desbancándoles a un segundo lugar. Hay un claro y vívido recordatorio de esto en un reciente discurso del Presidente Obama.

En este momento, aún resulta difícil predecir cuál será el efecto definitivo en la Globalización. Ha de reflejar la filosofía de los poderes hegemónicos. Pero el espíritu del animal humano y el deseo por alcanzar la excelencia habrán de prevalecer. La prosperidad aumentará, y los humanos progresarán considerablemente. Y entonces, la Globalización habrá de florecer nuevamente.