¡ Vivo aún !

Retorno a la Eternidad

Alberto Avilés


¡ Vivo aún !

 

Murió mi ego,

quedó tu amante…

guerrero de la paz.

Cicatrices de oro,

espinas de coral,

plumas de titanio

te guardo y ofrezco:

…¡ vientre sangrado de amapolas !

Valió la pena mi desgarro,

hoy renazco para restituirnos,

plena la ternura,

heridos para el gozo.

Te extraño,

como la lava al volcán…

¡ Te amo,

más que a mi mentira !