¡ Porque te amo !

¿Cuánto tiempo más?
Beso

Alberto Avilés


¡ Porque te amo !

Ha llegado la hora
de abandonar la alegría de sus ojos.

Me alejé dos días de sus labios
y aquí agonizo
sin la textura de su piel.

Tengo miedo:
¡ Sí, Señor,
no de salir del foso,
ni de sangrar mi destino,
tengo miedo de no aceptar Tu voluntad !

Mi pequeña llora lo que no lloro;
por Amor a Tu Palabra, cuídala…

Sólo Tú sabes
si la aurora anunciará…
el sepelio del Absurdo.