Grito mudo

¿Cuánto tiempo más?
Lloro

Alberto Avilés


Grito mudo

¡ Feliz el árbol
que crece y crece
plantado a la intemperie,
sin fama, sin verguenza, sin llorar !

¡ Cuánto le envidio
al verlo detrás de la ventana,
agradecido con nidos en sus dedos,
en una danza eterna,
abrazando al sol !

Sobre un manantial oculto,
se alimenta de estrellas dulces,
o muerde suave
las nubes de mi sed.

¿ Guardo acaso en mis entrañas
el Árbol de la Vida
con su universo en caramelo
y su palabra exacta ?

¿ Si en este desierto gobiernan
el sofisma de la angustia
y la tristeza del esclavo de cemento ?

¡ Feliz el árbol
que crece y crece
y no se queja
cuando lo cortan de raíz !