Es la hora

¿Cuánto tiempo más?
Beso

Alberto Avilés


Es la hora

Un rayo se desgaja en el estruendo;
mi corazón se parte en tres.

Se rompe el musgo,
se abre el huevo escondido
en una catedral olvidada,
un cóndor surge
con plumaje de cristal.

Es la hora…
la hora del leopardo y del dragón,
un cóndor de luz viva
despliega, sencillo, su gloria.

El sol se posa entre nosotros,
busca un ave que deambula
entre la muerte y la noche…

La lava fluye en miel,
la leche dulcifica la amargura,
un cóndor nada
entre las nubes del sentido:

Llora el rayo que mutila
su gracia y su dolor.