CostaRi.ca Commercial, Tourist & Cultural Directory of Costa Rica
 



Category: Uno

Hay…

Retorno a la Eternidad Alberto Avilés Hay… Un poder dentro de mí que no me deja morir…   – ¡ Señor !: ¡ Gracias por mi dolor, porque me lleva a tus brazos !   Sumergido en el océano del sufrimiento, bajo el cielo de Tu gloria, respiro Tu paz y Tu justicia.   Hijo […]

Criatura

Retorno a la Eternidad Alberto Avilés Criatura Criatura ” Dulces, como la pulpa de la uva, son la carne y la luz de la esperanza.” Jorge Debravo Inmerso en olas de ternura, reconocí la luz con dolor en manos de la muerte. Desnudo, intuí un camino plagado de cristales y no encontré la piel amarga […]

Goyito

Retorno a la Eternidad Alberto Avilés Goyito Tus dedos se ausentan en mi angustia, …mi sed pregunta si cabe una galaxia en tu pequeña inmensidad. Labro la vida para cantarle a tu corazón de plumas. Decido y venzo el dolor para entregarte mi ternura. Toco tus raíces en el ocaso de estrellas marinas. Beso tus […]

¡ Pandora !

Retorno a la Eternidad Alberto Avilés ¡ Pandora ! No estoy muerta, sólo duermo. Las nubes me muestran el sendero, el sol me llama y me libero de estos sentidos agobiados. No teman, mi cama es de luz, mi amor es de luz… Mi sombra ha desaparecido y sólo me pregunto: ¿ Cuándo vendrán ustedes […]

Papá

Retorno a la Eternidad Alberto Avilés Papá Lágrimas ácidas liberan los astros, el último grillo ha enmudecido y un gallo ciego, canta anticipado la desnudez del sol. ¿ Quién sabe adónde se dirige la ambulancia que percibo, entre el lamento de la luna nueva y este riachuelo de metal ? Mi leona me ha reconocido, […]

Silencio

Retorno a la Eternidad Alberto Avilés Silencio I Amo el silencio donde fallece tu luna de azúcar. Las estrellas y su aroma me acompañan, te descubro en el valle de mi cuerpo, te beso y te escurres en nacientes de cristal. Despierto y me pregunto …si desayuna mi ilusión. II El silencio es la luz […]

Guerrero de jade

Retorno a la Eternidad Alberto Avilés Guerrero de jade Llegó del infinito con saltos siderales y me besó la frente. Con un arco de hidrógeno y dos flechas de oxígeno inició la muerte de la Muerte. LLoraron las algas la dimensión de las estrellas, el sol se limitó a procrear. Los gendarmes de la envidia […]



costari.ca